21/02/2017 - 14:36

Posiblemente todos hemos escuchado a lo largo de nuestra vida hablar de la gamificación en el aula pero, ¿realmente sabemos qué significa este concepto? ¿Es beneficioso o perjudicial para el alumnado? ¿Están los docentes preparados para ponerlo en práctica? Vamos a explicar un poco en qué consiste esta técnica de gamificación en el aula.

La gamificación es algo que se ha puesto de moda en los últimos años en el ámbito educativo y es nada más y nada menos que la utilización del juego como método de aprendizaje en clase, con el principal objetivo de que los estudiantes puedan lograr sus objetivos de una manera divertida.

Es decir, la gamificación en el aula consiste en utilizar una actividad lúdica para aprender, invitando al alumnado a formar parte importante en su proceso de enseñanza-aprendizaje.

La principal idea y la que se pretende seguir hasta el final es que dichas actividades llamen la atención de los niños que normalmente ante casos puramente magistrales se mostraban indiferentes y se impliquen en los juegos y que estén en ello hasta el final.

Por lo tanto, el papel del profesorado es la de ser el guía del aprendizaje, aunque son los niños los encargados de ir creando sus propios conocimientos junto con sus compañeros ya que además fomenta el trabajo en equipo y prepara a los niños para situaciones a las que se enfrentaran en la vida real.

Algunas ideas que se pueden aplicar para la gamificación en el aula son por ejemplo usar juegos ya sean tradicionales o incluso online para aprender, uno de los principales juegos utilizados en los últimos años ha sido por ejemplo el minecraft.

Por lo tanto, la gamificación en el aula puede ser una buena estrategia para aplicarla en el aula si queremos comenzar a innovar en el aula con nuestro alumnado.