13/03/2017 - 18:16

Hoy en día, hay muchos niños que desde los 10 años ya tienen móvil, es importante que la educación en uso responsable del móvil sea tanto por parte de las familias como de las escuelas. En clase no se trata tanto de cómo los alumnos usan el móvil sino cómo lo usan los profesores. Los profesores deben tener una formación amplia sobre las nuevas tecnologías ya que el alumnado de hoy en día tiene gran dominio de las nuevas tecnologías. Éstas tienen beneficios en clase si se educa en uso responsable, pero ¿en qué consiste exactamente una educación en un uso responsable de las tecnologías? El País Vasco sacó en 2016 una guía del uso responsable y seguro de Internet que está tanto en euskera como en castellano, que puedes ver aquí. 

En este punto es importante citar a Tíscar Lara es Directora de Comunicación de la Escuela de Organización Industrial (EOI). Además ha sido Vicedecana de Cultura Digital de esta Escuela donde ha impulsado proyectos de Mobile Learning  y Conocimiento Abierto. “Estoy completamente a favor, no solo porque es una herramienta de comunicación digital y producción multimedia que debemos incorporar y aprovechar, sino también porque es parte de nuestra realidad y especialmente de la de los más jóvenes. A estas alturas podríamos decir que de ser una oportunidad ha pasado a ser prácticamente una obligación para la Escuela. Además del proyecto Mlearning EOI en Educación Superior, recomiendo explorar las experiencias de aula de otros niveles educativos desarrollados por profesores como César Poyatos o Charo Fernández con los proyectos Physicsonthego y FitoAtocha“.

El reto está como bien expresa Grabiela Bertancud coordinadora de TIC y directora del Colegio Tomás Alva Edison de Guaymallén, Mendoza (Argentina): “El mayor reto es enseñar a los niños y jóvenes acerca del uso correcto del móvil, sobre todo lograr que el dispositivo esté en silencio en los momentos en los que se necesite estar concentrado. A veces esto es un tanto difícil de entender, dado que han nacido conectados y no saben que se puede vivir sin tanta conexión y que prescindir de ella no es el fin del mundo”.
Lo que debemos tener claro es que la educación en las nuevas tecnologías debe ser por parte tanto de las familias como de las escuelas. Debemos enseñarle a elegir:

Debemos tener un conocimiento de que hacen cuando están conectados y qué contenido les gusta consumir, pero no desde una óptica de desconfianza sino desde la necesidad de conocer que ven nuestros hijos e hijas. Un consejo es que el ordenador o portátil se encuentre en habitaciones de uso familiar. Es necesario que desde pequeños le fomentemos una visión de las tecnologías como medios para aprender. Una buena forma es ponernos con ellos o ellas y disfrutar de nuestro tiempo hojeando plataformas digitales como Storyly donde encontraremos diferentes cuentos que promueve la lectura infantil, o páginas como Lyrics Training (https://es.lyricstraining.com) , esta web fomenta el aprendizaje del inglés por medio de canciones de todos los géneros, incluidas todas las canciones originales de Disney, es un medio muy divertido de aprender inglés.

Además, es necesario enseñarles canales en Youtube educativos, como los Booktuber que se dedican a comentar y aconsejar sobre libros o diferentes canales sobre manualidades o de concina para niños y niñas, lo bueno es que verán a otros niños cocinando y podremos empezar a fomentarles el aprendizaje de una dieta saludable a través de cocinar con ellos mientras utilizamos nuestro móvil viendo un video. 

Por último, decir que no hay mejor enseñanza que el propio ejemplo que le demos de nuestro propio uso, por ejemplo deberemos ser nosotros los primeros que dejamos el móvil a un lado cuando estamos en familia, apagar la televisión cuando todos estemos cenando pero dedicar un tiempo a conocer las noticias y comentarlas entre todos, poder mirar distintos medios y comentar las misma noticias desde los diferentes puntos de vista. Usar el móvil para mejorar un momento, como por ejemplo poniendo música relajante mientras leemos o cocinamos. Son formas de enseñarles usos responsables y de demostrarles que no se puede estar en todos los momentos conectados.
Estos ejemplos, son muestras de cómo empezar a enseñarles a usar internet y el móvil de forma responsable como una herramienta educativa.