Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Consecuencias de no tratar el TDAH específicamente.

Rocío Cabrera

Publicado el 29/06/2021 12:06

Consecuencias de no tratar el TDAH específicamente

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH, es un trastorno que afecta en la conducta del individuo debido a un problema de salud mental. Se trata de uno de los problemas más frecuentes en la niñez y que en ocasiones puede seguir dándose en la edad adulta.

Los síntomas que conlleva pueden ir desde leves o moderados hasta graves, influyendo de forma negativa en la vida de estos sujetos. Entre algunos de estos síntomas nos encontramos con energía excesiva e inquietud, impulsividad, dificultad para mantener la concentración, alto grado de estrés, cambios de humor muy frecuentes, desorganización o problemas para realizar varias actividades simultáneamente, entre otros muchos más.

El origen de este trastorno, a pesar de las múltiples investigaciones, sigue sin conocerse. Aunque se ha sugerido que, debido a los síntomas y las características, no existe una sola causa, sino que se debe a la interacción de varios factores, como pueden ser por ejemplo, un parto prematuro, debido al factor hereditario, por la anatomía, por alguna lesión cerebral o incluso, por el medio ambiente.

Existen diversas opciones para el tratamiento de este diagnóstico. Estas deben ser combinadas para intentar lograr el éxito y llevar una vida con la mayor normalidad posible, es decir, debe verse desde una visión multidisciplinar. Esto se debe a que es necesario trabajar y llevar a cabo una intervención desde diferentes ámbitos como el educativo, el cognitivo, el conductual, el familiar, el emocional y el social. Entre los tratamientos más frecuentes tenemos, los medicamentos, la terapia conductual, asesoramiento y servicios educativos.  

Es esencial un correcto diagnóstico y tratamiento temprano para el TDAH, ya que de lo contrario este trastorno puede derivar en importantes problemas de desarrollo en el niño. Entre los diversos problemas a los que podría tener que hacer frente el individuo, nos encontramos con una baja autoestima, ansiedad, inestabilidad emocional, bajo rendimientos escolar, ect. Todo esto a corto plazo, ya que serían consecuencias que el sujeto no tardaría en sufrir, sin embargo, se seguirían ocasionando otras consecuencias a más largo plazo, provocándole dificultades en su edad adulta como pueden ser cierta dificultad para adaptarse socialmente, comportamientos conflictivos, dificultades en el ámbito laboral o incluso depresión.  

Debido a la enorme cantidad de problemas que puede ocasionar, es muy importante realizar un diagnóstico y comenzar con el tratamiento más específico, lo antes posible. Se trata de un trastorno que puede tener repercusiones en todas las edades y en todos los diversos ámbitos de la vida, pero que también puede controlarse a través de un correcto tratamiento, que va a permitir mejorar los síntomas e ir reduciéndolos día a día. De tal forma que cuanto antes sea tratado, menos consecuencias acabará dando.

1
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!