Metodologías innovadoras: El Aprendizaje Basado en Retos

Maria Pilar Garrido

Publicado el 17/03/2017 11:03

Hace unos días se hablaba en esta misma Red Social sobre el Aprendizaje basado en Problemas, una nueva metodología que poco a poco va consiguiendo más adeptos en educación. Siguiendo esta línea de ideas innovadoras y revolucionarias, os quiero presentar hoy el Aprendizaje Basado en Retos.

Actualmente los jóvenes de nuestra sociedad acceden a toda la información que deseen con mucha más facilidad que hace apenas unos años, lo que ha ocasionado que dejen de ser consumidores de información para pasar a ser productores de la misma. Esto ha hecho que los modelos educativos en muchas ocasiones se queden anticuados y que haya que buscar nuevos métodos para que el alumnado sea capaz de conseguir, criticar y elaborar su propia información sobre un tema en concreto, y esto es básicamente lo que busca el Aprendizaje Basado en Retos.

El principal objetivo de esta metodología es el de abordar un tema genérico y de un impacto en el centro educativo en la comunidades como por ejemplo el desempleo, el consumo de energía o la inmigración. Los estudiantes, a través de un proceso e investigación y discusión deben plantear una serie de retos relacionados con ese tema que deberán afrontar. Esos retos deben contar con unas soluciones concretas de las que se pueda beneficiar la sociedad o una parte de ella y en la que deberán indagar por medio de investigaciones o entrevistas.

Este tipo de educación es muy beneficiosa a todos los niveles educativos, pero sobre todo en educación superior universitaria, ya que no es únicamente necesario que los estudiantes dominen conocimientos relacionados con la lengua, matemáticas o las ciencias, sino que también deben poseer habilidades relacionadas con el pensamiento critico, la resolución de problemas o el trabajo colaborativo, algo que con las clases magistrales o las metodologías tradiciones es muy difícil de conseguir debido a que el principal  objetivo de las mismas es el de evaluar los conocimientos teóricos sobre una determinada materia dejando a un lado otro tipo de competencias igual de importantes que las anteriores.

Como vemos, el Aprendizaje Basado en Retos tiene sus similitudes con el Aprendizaje Basado en Problemas, aunque sí que hay diferencias significativas. Así, por ejemplo en el ABP se plantea también una situación problemática relacionada con el entorno físico o social pero a menudo utiliza escenarios de casos ficticios, además, su principal objetivo no es revolver el problema en sí, sino usarlo paras el desarrollo del aprendizaje por lo que el Aprendizaje Basado en Retos va un paso más allá que el Aprendizaje Basados en Problemas.

Pero estas nuevas metodologías no tienen sentido si los centros escolares no toman conciencia de la necesidad de innovar en las metodologías y de las grandes posibilidades y oportunidades que tendrán tanto los centros escolares como el alumnado con la implantación de metodologías innovadoras como el Aprendizaje Basado en Retos en el aula, creando así en nuestro alumnado más autonomía, más motivación y mejorando la convivencia entre los estudiantes.

0
¿Te ha pareceido interesante? ¡Vota este artículo!