Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

¿Qué es el aprendizaje basado en proyectos?

Ángel Garcia Ramos

Publicado el 16/03/2020 12:03

 

 

El aprendizaje basado en proyectos (ABP) es una estrategia metodológica de diseño y programación que implementa un conjunto de tareas basadas en la resolución de preguntas o problemas (retos), mediante un proceso de investigación o creación por parte del alumnado que trabaja de forma autónoma y con un alto nivel de implicación y cooperación y que culmina con un producto final presentado a los demás.

El ABP permite la elección y la implicación de los estudiantes, facilita el empoderamiento de los mismos y los hace protagonistas de su propio proceso de aprendizaje. Pero quizá lo más importante es la sociabilización, algo que en una metodología más directa no se trabaja y que a todas luces resulta necesario potenciar desde la escuela. El desarrollo de un proyecto permite una socialización más rica porque comporta movimientos no sólo en el aula, sino hacia dentro y hacia fuera de la misma (dirigido a la comunidad a lo que está fuera del centro mediante la propia difusión).

 

Algunas de las características más latentes de esta metodología son:

- Centrado en el alumnado.

- Aprendizaje activo.

- Inclusividad.

- Socialización rica.

- Diseño abierto y flexible.

- Evaluación como proceso: formativa y continua.

- Interdisciplinariedad.

 

¿Cuál es el proceso del ABP?

Pues la receta del ABP se prepara con los siguientes ingredientes esenciales:

1. Una idea o tema relevantes para el alumnado: Sin duda, conocer el entorno su patrimonio cultural, físico, ambiental, puede ser una fuente de recursos importante.

2. Criterios de evaluación: Nos ayudan a concretar los aprendizajes y acotar el proyecto. Son tan amplios que fácilmente cualquier aspecto del patrimonio puede facilitar el desarrollo de aprendizajes de nuestro alumnado.

3. Pregunta orientadora a reto: transformemos el tema en un reto o desafío mediante una pregunta estimulante. Por ejemplo ¿Cómo podríamos convertir nuestra localidad en un cetro de interés turístico? ¿Cómo podríamos recuperar una fiesta de tradición oral?

4. Actividades de aprendizaje que los estudiantes abordarán a lo largo del proyecto.

5. Producto final: el reto o desafío se resolverá con un producto final.

6. Audiencia: el producto ha de presentarse siempre ante un público externo a la clase. Pueden ser estudiantes de otro nivel, familias, expertos, etc.

 

¿Cómo se implementa un ABP?

1. Activación.

2. Investigación.

3. Realización o desarrollo.

4. Presentación o difusión.

 

El resultado final del proyecto es un producto, que tiene que tener sentido en el mundo real: es decir, que no sea solo el resultado de una actividad académica. El producto orienta la acción y el aprendizaje: es más fácil trabajar cuando sabemos qué queremos lograr al final. Puede ser un producto escrito (una noticia, un informe…), un artefacto (una maqueta…), un producto digital (un video, podcast…), la posibilidad de productos es totalmente abierta y dependiendo de los aprendizajes.

Finalmente gracias a esta metodología los estudiantes aprenden a aprender y desarrollan mayor autonomía, confianza, creatividad, pensamiento crítico, entre otras habilidades. Los profesores aumentan la colaboración, se sienten más motivados y recuperan el rol de guía, lo que también tiene un efecto muy positivo en la comunidad educativa.

1
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!