Community Manager Educativo en nuestros centros ¿Cuestión de moda o necesidad?

isabel pérez gómez

Publicado el 07/06/2017 10:06

¿Es necesario un responsable de medios sociales en nuestra organización educativa? y entonces, ¿Cómo debería ser el perfil de la persona a seleccionar en la organización educativa?, pero realmente: ¿cuáles son las posibilidades de disponer de un CME en nuestras organizaciones educativas? y por último: ¿cuáles son las tareas principales que debe realizar el CME?

Partiendo de las anteriores cuestiones, escribo este artículo a modo de reflexión, después de haber realizado el fantástico MOOC-INTEF: Community Manager Educativo, para comprender y confirmar la necesidad de disponer de una persona que se haga cargo de la selección y gestión de los numerosos medios sociales en los que dar presencia a nuestras organizaciones educativas, ya que está en juego su reputación digital.

Y es que, según la profesora y psicóloga social, Dolors Reig1 las personas que vivimos en este entorno digital 2.0 del nuevo siglo XXI formamos parte de la Sociedad 2.0 que se caracteriza por:

- Ser una comunidad ampliada gracias a la conexión permanente de sus individuos, lo que potencia la inteligencia colectiva porque facilita los procesos colaborativos.

- El éxito de las redes sociales, ya que somos sociables por naturaleza y éstas satisfacen nuestros deseos de sociabilidad.

- Una democracia 2.0, debida a la participación en numerosos movimientos sociales.

- Unos ciudadanos con sentimiento de poder gracias a poder participar y opinar.

- Una mayor empatía entre individuos: Generación “we” frente a la generación “me”

Además, según diversos estudios2, hay un dominio en España a nivel mundial tanto en tecnología de acceso a internet como en usuarios pioneros en el uso de las TIC… ya que 27 millones de españoles con edades comprendidas entre los 16-70 años tienen acceso a Internet, y de éstos, 22 millones se conectan a Internet a diario, siendo el smartphone el principal dispositivo de acceso a Internet; además, el 90% de los internautas disponen de un smartphone con conexión a Internet y tan solo una cuarta parte de los internautas no hace uso de redes sociales.  Así que, para tener visibilidad en este contexto digital 2.0, necesitamos una persona (o un equipo) que se responsabilice de gestionar la presencia de nuestra organización educativa en los diferentes medios sociales, de forma que sea el enlace entre nuestra organización y la comunidad, utilizando para ello Internet y las redes sociales.

Una vez argumentada la necesidad de la figura del Community Manager Educativo -en adelante CME- debemos responder a la segunda pregunta planteada al principio: ¿cuáles son las habilidades deseables en un CME?:

●    Debe conocer y dominar los medios sociales: tanto redes sociales como diferentes aplicaciones de la web social.
●    Debe ser innovador, revolucionario, autodidacta y estar al día de las novedades y tendencias de los medios sociales.
●    Debe ser profesional y objetivo: los perfiles de la organización educativa no son personales. Tiene que separar sus creencias y opiniones personales y concentrarse en los intereses y objetivos de la organización.
●    Debe ser un conocedor de nuestra organización educativa y del ámbito educativo en general.
●   Debe ser un buen comunicador y moderador, que practique la escucha proactiva, la paciencia, la asertividad y la sensibilidad ante los usuarios.
● Debe ser carismático, humilde y empático, para lograr una buena interacción con los usuarios y que se sientan escuchados y considerados.
●   Debe escribir bien: redacción coherente y lógica y ausencia total de errores ortográficos.
●   Debe ser organizado y previsor en sus tareas.
●   Debe ser analítico para monitorizar, evaluar y percibir con el uso de diferentes herramientas analíticas3, capaz de interpretar mediciones y definir si la estrategia es la correcta o si necesita ajustes.

Claro que, las posibilidades de disponer de un CME en nuestros centros, es muy variable dependiendo del tipo de organización de que se trate.  

En lo referente a los centros educativos no universitarios (Infantil, Primaria, ESO, Bachillerato, y Ciclos Formativos y otros, como las Escuelas Oficiales de Idiomas o los Centros de educación para Adultos) la mayoría de las administraciones educativas no han previsto la posibilidad de disponer recursos humanos para gestionar su presencia en redes sociales, de manera que son los propios centros los que, realizando un gran esfuerzo organizativo, consiguen disponer unas horas semanales para la figura del CME, ante la necesidad real de usar las redes sociales como el principal medio de comunicación con la comunidad educativa.

El análisis sobre la situación actual en nuestras organizaciones educativas en relación a la dedicación de horas semanales a las tareas de CME y la organización de las mismas es por ahora, peor de lo esperado y/o deseable. En la siguiente infografía de autoría personal, realizada con los datos extraídos sobre los espacios web en distintos centros educativos (estudio de campo sobre 125 unidades educativas de diferentes puntos de España), se puede ver cómo está la situación actual en este sentido:  https://magic.piktochart.com/output/22247654-encuesta-reto2

Las cuestiones más importantes para realizar el análisis, pasan por:

- La previsión de la figura del CME por parte de la administración educativa.
- Considerar el número de horas semanales dedicadas en la organización educativa.
- Definir el perfil profesional del responsable que va a ejercer como CME: un docente, el equipo directivo, personal administrativo, padres…
- Valorar la opción de compartir la labor del CME entre varias personas de la organización educativa: CME Team
- Observar y valorar si con la figura del CME se consigue liderazgo y dinamización dentro de nuestra comunidad educativa.
- Comprobar si se hace uso de documentación y herramientas que faciliten la gestión de la presencia en redes sociales.

En cuanto a la última cuestión sobre cuáles son las tareas deseables a realizar por el CME, para una propuesta inicial de trabajo semanal (para unas 40 horas), serían las siguientes (Intersection Consulting4 , priorización de actividades del CM):

●    Blog. Planear, escribir y publicar artículos en el blog: 7.5 h/semana.

●    Contingencias. Solución de problemas, post no programados, investigación social y control de daños: 5.0 h/semana.

●    Actualización de redes sociales. Publicación de contenidos (textos, fotos, videos...) y comentarios en redes sociales: 4.0 h/semana

●    Investigación y planificación de contenidos. Contenido de fuentes internas y externas, administración del calendario editorial: 4.0 h/semana.

●    Conversaciones. Responder los mensajes directos, menciones, diálogos, preguntas y comentarios: 4.0 h/semana.

●    Curación de contenidos. Leer redes sociales, filtros y contenido compartido: 2.5 h/semana.

●    Escucha. Monitoreo de marca, menciones, búsqueda de palabras clave: 2.5 h/semana.

1.    Construcción de comunidad. Mantenimiento y crecimiento de la comunidad: 2.5 h/semana.
1.    Campañas. Desarrollo de campañas y administración de promociones: 2.5 h/semana.
2.    Analítica. Medición y reportes de redes sociales: 2.5 h/semana.
3.    Estrategia. Planificación táctica y generación de ideas: 2.5 h/semana.

Claro que, además, el CME no solo tiene que saber cuáles son las tareas a realizar semanalmente, sino que también tiene que saber priorizarlas.

En cuanto a los Documentos para organización de tareas del CME, tenemos que considerar  dos elementos principales:

Los cronogramas: de tareas diarias y semanales: en el blog de Dolores Vela5 tenemos un buen ejemplo de cronogramas que organizan las tareas semanales en cada red social y las programación de las tareas diarias del CME.

Checklist de redes sociales: si queremos tener una adecuada puesta en marcha del plan de medios sociales, debemos crear una lista de comprobación (checklist, en inglés) conformada por una serie de ítems, con la que asegurarnos una buena gestión del blog y de los diferentes perfiles en redes sociales de nuestra organización educativa, para obtener así, los mejores resultados en cada instancia de la lista.

Para profundizar más sobre este tema, os dejo el enlace a mi blog y también el enlace a una infografía sobre el checklist de Facebook y de YouTube como ejemplos de aplicación práctica de las muchas tareas del CME.

 

Fuentes consultadas:

1Generación We, Innovación social y sociedad 2.0, Dolors Reig: http://www.dreig.eu/caparazon/2010/12/21/sociedad-2/

2La Sociedad de la Información en España 2015, informe; Fundación Telefónica: https://www.fundaciontelefonica.com/arte_cultura/publicaciones-listado/pagina-item-publicaciones/itempubli/483/

3Metricool, analítica para tu blog y tu social media: https://3cero.com/metricool-analitica-blog-social-media/

4Intersection Consulting, propuesta con la priorización de actividades del Community Manager. Pensada para un CM con una jornada laboral de 40 horas.

5Dolores Vela, Cronograma, tareas y pautas para el Community Manager.

 

4
¿Te ha pareceido interesante? ¡Vota este artículo!