Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

¿Cuáles son los principales componentes de la inteligencia emocional?

JUAN PABLO MARTINEZ DOÑATE

Publicado el 30/07/2020 11:07

 

Cuando hablamos de inteligencia emocional es imprescindible hablar de Daniel Goleman, este afamado psicólogo americano publicó su obra inteligencia emocional en 1995 y popularizó el término que ya otros psicólogos habían mencionado en sus obras.

 

En palabras de Goleman (1996) “en cada uno de nosotros se solapan dos mentes distintas: una que piensa y otra que siente”. Goleman define la inteligencia emocional como un conjunto de habilidades que nos permite,  tomar las riendas de nuestros impulsos emocionales, comprender los sentimientos más profundos de nuestros semejantes y manejar amablemente nuestras relaciones.

 

Y, ¿cuáles son los principales componentes de la inteligencia emocional? Pues son 5, siendo estos: autoconocimiento, autorregulación, empatía, motivación y habilidades interpersonales.

- Autoconocimiento emocional: hace referencia a la capacidad para reconocer nuestras propias emociones y cómo afectan a nuestro estado de ánimo. Las personas con esta habilidad bien desarrollada muestran: confianza en sí mismos, una autoevaluación realista y un sentido del humor autocrítico.

- Autorregulación emocional: hace referencia a la habilidad de autocontrol sobre nuestros sentimientos en un momento dado, se trata de pensar antes de actuar.

- Automotivación: Es la habilidad para dirigir las emociones hacia las metas en vez de contra los problemas, mantenerse motivado en la consecución de los objetivos. Mentalidad emprendedora y positiva ante las adversidades.

- Empatía: Se trata de saber cómo se siente la otra persona pos sus expresiones, gestos, etc… Las personas con alta empatía fomentan y retienen talento con mayor facilidad, muestran una sensibilidad interpersonal e intercultural, por lo que parece que tendrán más éxito en trabajos que implique traro con el cliente.

- Habilidades sociales: las relaciones interpersonales son clave para el desarrollo personal y profesional. Es evidente que mantener relaciones sociales saludables repercute positivamente en nuestra vida. Ser simpático ayuda, ser comunicativo de manera asertivo, ayuda. Las personas con altas capacidades sociales son más eficaces a la hora de liderar cambios o persuadir a otras personas, por lo que serán buenos gestores de equipos de trabajo.

 

Para concluir, aunque en un principio estos cinco componentes de la inteligencia emocional nos pueden parecer áreas diferenciadas y con una serie de dinámicas exclusivas en las que aprender a ser solventes, cabe decir que no es del todo así. Son 5 piezas de un puzzle, son 5 raíces de un mismo árbol. Son arterías que dan vida a ese corazón que habita en nuestro cerebro y que nos permite a fin de cuentas, sentirnos más competentes y más felices.

0
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!