Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Dinámicas de risoterapia para niños

Paula Vivas Cano

Publicado el 20/09/2019 16:09

   

 

¿Sabíais que reír es beneficioso para la salud? Está científicamente comprobado, ya que se ha demostrado que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de comenzar a reír y esto hace que se expulse la energía negativa de nuestro cuerpo.  Sigmund Freud, por ejemplo, atribuye este poder a las carcajadas.

Reírse  es una manifestación de alegría y bienestar; una descarga emocional que tiene numerosas ventajas:

  • Disminuye el insomnio.
  • Previene los infartos.
  • Reduce la presión arterial.
  • Rejuvenece la piel.
  • Mejora la respiración.
  • Facilita la digestión.
  • Elimina el estrés.
  • Alivia la depresión, incrementando la autoestima y confianza en uno mismo.
  • Combate miedos y fobias como la timidez, ya que facilita la comunicación entre las personas, ayudando a expresar emociones y favoreciendo la existencia de lazos afectivos.

Estos beneficios no solo los disfrutan los mayores, sino también lo niños. Aunque ellos no necesiten descargar tantas tensiones como los adultos, la risa les sirve como una medicina anti-estrés.

Debido a las ventajas que nos ofrece la risa, existe una técnica psicoterapeuta que busca generar beneficios mentales y emocionales a través de la risa llamada risoterapia. Esta técnica nos sirve para aprender a ver el lado positivo de las cosas y así sacar el mayor fruto a la vida y al trabajo, además de mejorar la salud a través de emociones placenteras.

La risoterapia suele llevarse a cabo mediante actividades en grupo con el objetivo de que los participantes terminen las sesiones sintiéndose más optimistas, positivos y satisfechos con sus vidas.

Os dejamos aquí algunas dinámicas para que, con los más pequeños, podáis poner en práctica esta estrategia tan eficaz y relajante como es la risoterapia:

NO TE RÍAS QUE ES PEOR: se trata de mirar fijamente a otra persona y esperar a ver quién de los dos aguanta más sin reírse. Parece que no, ¡pero es complicado!

EL MIMO: a veces, sin darnos cuenta, nos expresamos sin utilizar el lenguaje verbal. Por ello, este juego consiste en que los niños quieran transmitirnos algo sin hablar. Será divertido intentar adivinar qué quieren decirnos sus gestos a la vez que ellos se parten de risa.

ADIVINA EL ANIMAL: haciendo referencia al título, este juego consiste en adivinar qué animal interpretan los niños.  ¿Una gallina? ¿Un perro? ¿Un ornitorrinco? Algunos son sencillos pero… ¡cuidado con los difíciles!

ME RIO-ME ENFADO: pedimos a los más pequeños que se rían con muchas ganas y, a la señal, les pedimos que se pongan serios. Si vamos alternando, es mucho más divertido.

ESPEJO ESPEJITO: consiste en poner a un niño o niña delante de todos haciendo de espejo. El juego consiste en imitar este compañero y, si el que haga de espejo ve que alguien lo hace igual que él, puede elegir al siguiente que ocupe su puesto.

2
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!