Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Educar mediante la Pedagogía Crítica

JOSÉ LUIS DONAIRE GONZÁLEZ

Publicado el 03/12/2018 17:12

Son muchos los movimientos que están surgiendo para combatir un sistema educativo anclado en el pasado, el cual se centra únicamente en la transmisión de unos contenidos y en conseguir los objetivos de ciclo o de curso, sin tener en cuenta que ese aprendizaje sea realmente significativo y que por lo tanto el proceso de enseñanza-aprendizaje del alumnado se esté llevando a cabo correctamente. Pero ¿y el razonar? ¿Dónde queda el crear un espíritu crítico y renovador del alumnado sobre aquella información que le llega? Hoy quiero hablaros de la Pedagogía Crítica.

A lo largo del último siglo, la humanidad ha sufrido más cambios que a lo largo de toda su historia, y la globalización a la que estamos sometidos hoy día, así como el acceso a la información con un solo clic ha hecho que todos estemos más conectados, pero también que las brechas culturales, sociales y económicas sean más grandes. 

El principal objetivo de la Pedagogía Crítica es por lo tanto el del cambio, un cambio que comienza en la educación, de manera que cada vez se deje más de lado la metodología tradicional y que acabe afectando a toda la sociedad, ya que lo que se persigue es que el alumnado sea capaz de cuestionarse todo aquello que aprende así como juzgar todas los actos que realizan. 

Los principales precursores de la Pedagogía Crítica son Peter McLaren, Paulo Freire y Henry Giroux, los cuales defendían que la principal idea de esta pedagogía es a través de la idea de que el proceso de aprendizaje forma parte de la acción y transformación social del individuo.

Pero ¿en qué consiste realmente la Pedagogía Crítica? Se trata de desarrollar el pensamiento crítico del estudiante, analizando las estructuras sociales desde una vertiente social, ética y política, de manera que se estén planteando continuamente interrogantes sobre la información que les llega y sean conscientes de la responsabilidad que tienen como individuos dentro de la sociedad. 

Por lo tanto, el objetivo de los docentes de la Pedagogía Crítica es la de conseguir que el alumnado sea un intérprete critico de su sociedad, haciéndolos así partícipes de su proceso de enseñanza-aprendizaje, de manera que consigamos que sean agentes activos del cambio y vean que son parte de dicho cambio. 

De esta forma el papel del docente es el de ser un guía, un apoyo para el alumnado, por medio de una metodología participativa en la que el alumnado sea el protagonista en todo momento de su aprendizaje.

Educar con criterio y conseguir un espíritu reflexivo y crítico en los jóvenes es algo fundamental para crear la sociedad del futuro. Debemos educar a nuestro alumnado para que sepan juzgar con un espíritu crítico toda la información que les llega y que sepan opinar de manera crítica si es información contrastada o si desean incorporarla en su vida. 

“Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombre” - Pitágoras
 

0
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!