El elemento de Ken Robinson y la creatividad en el aula

Maria Pilar Garrido

Publicado el 31/01/2017 10:01

Sin duda alguna, uno de los nombres que más destaca en la actualidad en el campo de la educación es Ken Robinson. Es un educador, escritor y conferencista británico especialista en la aplicación del teatro en la educación, por lo que considerado un experto en temas relacionados con la creatividad, la calidad de la enseñanza, la innovación y los recursos humanos. Es por ello que fue nombrado Sir en Inglaterra en 2003.

Nada más acceder a su página web, la primera frase que nos aparece es “La imaginación es la fuente de todo logro humano” por lo que podemos percibir lo importante que es en la ideología de Ken Robinson la creatividad y la originalidad. Este autor afirma que la educación debe ser la encargada de potenciar la inteligencia de cada uno de los alumnos y alumnas, para que  puedan destacar y, de esta forma, enriquecer la sociedad.

Uno de los puntos con los que Ken Robinson se encuentra más crítico es con la intervención de la educación ante un error por parte del alumnado. Cuando vemos que los niños o niñas se equivocan corremos rápido a corregirles, penalizando así su error, lo que les lleva a entender que el error es algo negativo. Debemos enseñarles a los niños a aprender de los errores, y a que dejen de verlo como algo negativo, ya que a partir del error es de donde podemos conseguir las mejores enseñanzas.

Por otra parte, Ken Robinson critica la nueva moda de que el alumnado se enfrente a un montón de exámenes estandarizados a lo largo de su vida escolar, por ejemplo, en Estados Unidos los alumnos se enfrentan hasta a un centenar de evaluaciones externas, algo que se está expandiendo a otros muchos países. El modelo que defiende este educador y escritor se basa en una escuela que promueva disciplinas como la danza o el teatro y que experimente en técnicas novedosas como el aprendizaje basado en proyectos.

Además, Robinson afirma que es necesario potenciar la diversidad para así poder desarrollar el talento que posee cada uno de los niños, ya que cuando más creativos sean los niños, más posibilidades tendrán de autorealizarse. Pero para ello, es necesario un cambio y una renovación en la educación, ya que si somos capaces de detectar talentos, lograremos hacer pensar a los alumnos de forma diferente y gracias a ese talento y a esa creatividad que estaremos desarrollando seremos capaces de crear diversidad.

Uno de los principales objetivos de fomentar la creatividad en el aula y promover un desarrollo en las metodologías utilizadas en el aula es el de preparar a los niños para el futuro. Robinson afirma que los niños de ahora harán trabajos que aún no están inventados, por lo que actualmente estamos enseñando contenidos que no sabemos si servirán o no es un periodo de tiempo relativamente corto.

Uno de los libros más conocidos de este escritor es “El elemento”. En este libro se hace una reflexión sobre qué es lo que ha llevado a personas como Matt Groening o Richard Branson a su éxito profesional. No es nada más y nada menos que han encontrado su elemento, es decir, el lugar donde la persona hace aquello que realmente quiere hacer y donde es quien siempre ha querido ser.

Os dejo aquí un video de una conferencia de Ken Robinson que es uno de los más conocidos y más comentados llamado “Las escuelas matan la creatividad”. Puedes acceder haciendo clic aquí.

1
¿Te ha pareceido interesante? ¡Vota este artículo!