Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Guarderías sensoriales como espacios mágicos.

Rocío Cabrera

Publicado el 09/02/2021 13:02

Guarderías sensoriales como espacios mágicos. 

En muchas ocasiones resulta bastante complicado detectar que tipo de necesidad especial necesita un niño en edades muy tempranas. Tan solo se atienden aquellos casos en los que sí se ha podido encuadrar al pequeño dentro de alguna necesidad educativa especial concreta, es decir, algún trastorno como es el caso del autismo o síndrome Down, entre otros. Pero nos olvidamos de que muchos pequeños necesitan alguna atención específica para poder encontrarse al mismo nivel que sus compañeros.

Para ello encontramos cada vez más, tanto colegios como guarderías que implementan la estimulación sensorial en sus aulas, creando una zona donde encontramos diversos juegos sensoriales. Estos juegos buscan estimular y desarrollar las habilidades, la imaginación y los sentidos de una forma dinámica y divertida para nuestros pequeños. Esto va a traer consigo otros beneficios como son por ejemplo, fomentar en el niño el autoaprendizaje, a conocer y controlar sus emociones, a mejorar la forma en la que se expresan, o a que tengan una mejor integración.

En una de estas salas de guarderías sensoriales, podemos encontrar desde juegos auditivos, gustativos o táctiles hasta juegos motrices. Todos estos, van a ayudar a mejor la motricidad fina en sus manos y dedos, mejoramos sus habilidades emocionales y sociales al tener que enfrentarse a diferentes espacios con otros compañeros con los que se van a relacionar, con ello también van a conocer sus sentimientos, van a aprender a relajarse y desprenderse de su exceso de energía, van a mejorar sus capacidades cognitivas, fomentan su concentración, mejoran la coordinación, estimulan el pensamiento y la exploración, etc, entre otros muchos más beneficios.

Estos espacios, deben cumplir una serie de requisitos para ser lo más eficaces posibles. Deben tener accesibilidad y comprensión para todos los niños, evitando que haya algún tipo de exclusión. El ambiente es muy importante para favorecer el aprendizaje por lo que tenemos que tener especial cuidado con él. Deben ofrecer la posibilidad de desarrollar las necesidades específicas de cada pequeño. Resulta también esencial contar con aquellos objetivos y espacios necesarios para cumplir con los objetivos previstos.

De forma general, algunos de estos juegos que se proponen o que podríamos encontrar en estas guarderías son rincones de música, que deben estar adaptados de tal forma que no molesten y no interfieran a aquellos niños que se encuentren en otros espacios. Rincones para el tacto, donde haya diferentes experiencias táctiles, como diferentes texturas y contrastes. Rincones para estimular el gusto y el olfato. Y en la mayoría de los casos, también cuentan con un espacio relacionado con la realidad. En este espacio podemos encontrar, por ejemplo, desde diversas habitaciones de una casa, donde encuentren una cocina con los materiales que en ella solemos ver, un cuarto para lavar la ropa y planchar o un cuarto de limpieza. También es habitual encontrar una casa, pero en lugar de enfocarse en las diferentes habitaciones, que esta tan solo tenga lo más básico y se encuentre en un lugar cerca de una tienda, donde puedan ir a comprar, cerca de una granja donde haya animales o cerca de un campo donde encuentren flores, árboles y animales.  Por último, encontramos uno de los espacios más llamativos a los que se les denomina salas sensoriales. Estas se centran en tres objetivos principalmente, la relajación, la interacción y el bienestar. Aquí se suele contar algún cuento utilizando una voz pausada y tranquila, con la luz tenue y utilizando algunas luces de colores que llamen la atención de los niños en todo momento. Mientras se va contando el cuento vamos preguntando a los pequeños para que puedan intervenir e implicarse decidiendo como va a continuar el mis, pero siempre teniendo en cuenta preguntar de forma que no demos pie a eliminar esa relajación.

En todos estos diferentes espacios es muy importante tener en cuenta, como hemos dicho, las luces y materiales adecuados a cada uno de ellos, para que se encuentren bien diferenciados y puedan centrarse al máximo en cada momento.

Como hemos podido ver estos espacios resultan interesantes y de una gran utilidad para cualquier pequeño si se llevan a cabo correctamente. Las guarderías sensoriales son la mejor forma de comenzar a introducir a nuestros pequeños en la realidad y fomentar su desarrollo.

0
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!