Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Importancia de la enseñanza recíproca

Mónica Aguilera

Publicado el 14/06/2022 11:06

¿Qué es la enseñanza recíproca?

El concepto de enseñanza recíproca fue desarrollado por Palincsar y Brown en 1984 con el fin de facilitar la lectura comprensiva. En concreto, se desarrolló como una técnica para ayudar a los docentes con aquel alumnado que tenía una discrepancia entre las habilidades de decodificación y las habilidades de comprensión.

La enseñanza recíproca es una opción específica del trabajo en grupos cooperativos ya que ofrece la posibilidad de ir desplazando de forma progresiva el control y la toma de decisiones en el proceso de aprendizaje del profesor hacia el alumnado .

En el artículo titulado “El aprendizaje cooperativo en el aula” podrás acceder a más información sobre este tipo de metodología.

¿Cómo funciona para enseñar a leer este método?

En la enseñanza reciproca cada miembro del grupo se ocupa de desarrollar una de las operaciones cognitivas que un buen lector haría para comprender un texto.  Después de la lectura y el resumen de un fragmento por parte de uno de los miembros del equipo, otro hace preguntas, otro responde las preguntas y por último otro anticipa lo que vendrá después. Estas operaciones se irán rotando entre los miembros del grupo, para conseguir que todos alcancen los objetivos.

Además de aplicado para la lectura, es uno de los métodos de enseñanza para la educación física ya que es un tipo de enseñanza que involucra de manera más activa al alumnado.

¿Cuál es el rol del profesor en este tipo de enseñanza?

En concreto, el profesorado se encarga de:

  • Responder a las preguntas de los observadores.
  • Iniciar la comunicación sólo con los observadores. Valora el hecho que los estudiantes se proporcionen feedback (dar y recibir).
  • Observar, valorar y registrar los avances del alumnado respecto a su aprendizaje y actitud.

¿Y el rol del alumnado?

Por parte del alumnado, el rol adoptado será:

- Participar en el proceso de socialización particular: dar y recibir retroalimentación (feedback) con un compañero.

- Participar en las fases del proceso: observar la ejecución del compañero, compararla y contrastarla según los criterios establecidos, sacando conclusiones y comunicando los resultados al interesado.

Beneficios de la enseñanza recíproca

La enseñanza recíproca puede ser un método muy eficaz para instruir al alumnado y desarrollar sus habilidades de comprensión lectora. Algunas de las principales ventajas de la enseñanza recíproca son:

  • Aumenta el compromiso: esto se debe a que utilizar la enseñanza recíproca en el aula hace que el alumnado participe activamente en la lección.
  • Utiliza el pensamiento crítico: el alumno utiliza su capacidad de pensamiento crítico para evaluar el tema y ponerlo en palabras que sus compañeros puedan seguir.
  • Los alumnos aprenden a hacer preguntas: hacen preguntas desafiantes y aprenden a reflexionar sobre ellas para llegar a una respuesta significativa.
  • Ayuda a desarrollar las habilidades de comunicación: el alumnado dirige los debates dentro del grupo, lo que les ayuda a desarrollar sus capacidades de comunicación.

Inconvenientes:

Al igual que los otros métodos de enseñanza, no se trata de un método idílico. Los conocimientos obtenidos no crean especialistas, sino que son muy recortados y específicos. Además, no favorece la disonancia cognitiva y hay una necesidad de entrenamiento constante para asegurar las observaciones correctas.

Consejos para la enseñanza recíproca

Sin duda, la enseñanza recíproca puede ser un componente eficaz de un programa educativo. Para ello, es recomendable tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Abrir los papeles

En concreto, la asignación de roles es una parte importante del proceso de enseñanza recíproca. Permite que todo el alumnado tenga la posibilidad de trabajar las habilidades únicas que la enseñanza recíproca ayuda a desarrollar.

Si se observa que los alumnos tienen dificultades con el papel que se les ha asignado, se debe permitir que otros alumnos ofrezcan su ayuda, ya que esto también puede beneficiar a todo el grupo.

2. Elegir material accesible pero que suponga un reto

Es importante elegir materiales que estén dentro de las capacidades del alumnado, pero que al mismo tiempo les obliguen a comprometerse al máximo para llegar a las conclusiones correctas.

Este equilibrio permite que los estudiantes se pongan a prueba y desarrollen sus habilidades, al tiempo que se evita que se vean agobiados por un material que está fuera de su alcance.

3. Utilizar actividades paralelas y grupos pequeños

Debido a que la enseñanza recíproca funciona mejor en grupos pequeños, es posible que haya muchos grupos trabajando en un proyecto al mismo tiempo.

Una vez que los alumnos estén más familiarizados con la enseñanza recíproca, cada grupo puede trabajar de forma independiente en la tarea, mientras el docente se desplaza por la sala y ofrece ayuda y responde a las preguntas que sean necesarias.

Es importante que cuando se introduce la clase por primera vez en la enseñanza recíproca, se tenga preparada una segunda tarea para que el alumnado pueda completar de forma individual o en grupos sin ayuda. Esto permite trabajar directamente con cada grupo de uno en uno, mientras los demás alumnos permanecen ocupados con su propio trabajo.

Si te interesa formarte en este ámbito te ofrecemos el siguiente curso:

Curso de Metodología Didáctica + Formador de Formadores (Doble Titulación + 5 Créditos)

1
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!