El papel de la Neuropsicología en la Educación

Anabel Quesada

Publicado el 21/02/2017 19:02

El panorama actual del mundo educativo español es alentador por el posible pacto de educación al que se está intentando llegar, lo que podría suponer un gran avance. Estamos ante una situación en la que existe un gran índice de abandono y fracaso educativo. Sin embargo, el sistema educativo español parece ser que aún no se ha dado cuenta de todos los cambios y avances que la neuroeducación está produciendo en el mundo educativo. Numerosos estudios han demostrado que no es necesario ni útil obligar al alumnado a aprender de forma memorística infinidad de temas, aunque en la última reforma de ley educativa, la LOMCE, se favorece este tipo de aprendizajes, al pretender instaurar reválidas al terminar cada etapa educativa, exigiendo con ello al alumnado a tener más exámenes donde solo se evalúan conocimientos académicos.

Hoy en día, es importante que el profesorado tenga una formación en neuropsicología, ya que la función primordial de la ésta es la de intervenir sobre los problemas de aprendizaje. Además, evalúa las funciones cognitivas del alumnado determinando los aspectos sobre su rendimiento y evolución escolar. Todo ello se lleva a cabo a través de la disciplina llamada neurodidáctica, ya que es la que se dedica al estudio de los procesos de enseñanza y más concretamente a su optimización.
A continuación, vamos a aportar dos definiciones para aclarar las diferencias entre estos términos:

Se debe aclarar, que la base de la neurodidáctica radica en la idea de que, quien no entiende el funcionamiento del cerebro, no tiene ni idea de qué método hay que utilizar para que los niños aprendan mejor (Henning Schich, Instituto de Leibnitz).
Howard Gardner presentó en su libro una teoría donde explicaba la existencia de inteligencias múltiples y creaba la clasificación que a continuación se expone:

La escuela de hoy en día debe poder dar respuesta a todos estos tipos de inteligencias. En este punto, nos parece importante rescatar una reflexión de José Luis Sampedro, "Hay que vivir, para vivir hay que ser libre, para ser libre hay que tener el pensamiento libre y para tener el pensamiento libre hay que educarse". De ésta concluimos que la educación es mucho más que memorizar datos, se trata de educar a personas diferentes, fomentar un aprendizaje significativo y colaborativo. Por ello, es tan importante que el profesorado tenga conocimientos sobre como enseñar al cerebro, sobre su evolución y rendimiento y su etapa madurativa, para poder innovar constantemente en modelos y métodos educativos.
Si quieres obtener más información sobre neuropsicología, te animamos a que te informes sobre el curso universitario en Neuropsicología de la Educación

1
¿Te ha pareceido interesante? ¡Vota este artículo!