Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

B-learning y su aplicación como método de enseñanza

Rocío Cabrera

Publicado el 15/06/2022 11:06

A lo largo de estos últimos años, las tecnologías se han ido cada vez extendiendo más, llegando a ser un elemento que forma parte de nuestro día a día.

Un correcto uso de la tecnología se trata de una forma innovadora de poder acceder de una manera inmediata a la resolución de determinados problemas. Esto es así que ha llegado a pasar de ser importante a ser necesaria.

Entre algunas de las ventajas que nos pueden ofrecer, destacamos:

  • Facilita el aprendizaje
  • Ofrece un acceso rápido a la información
  • Brinda entretenimiento
  • Simplifica las tareas
  • Aumenta la productividad y la eficiencia
  • Reduce las barreras
  • Estimula la creatividad e innovación
  • Facilita la comunicación

Existe una amplia variedad de recursos en las nuevas tecnologías que son adaptables a los diferentes ámbitos de la vida. Una de las áreas en las que se pueden llevar a cabo es en la educación.  

A pesar de las desventajas que pueden suponer como son la dependencia a los aparatos electrónicos, aislamiento social o aumento de las desigualdades, el buen uso de las nuevas tecnologías en el aula garantiza la interacción, la estimulación del conocimiento y la eficiencia y productividad en clase.

Algunos de los aspectos de los que puede beneficiarse la educación con su uso son, entre otros, la optimización del tiempo, la flexibilidad y capacidad de adaptación en el aprendizaje, inmediatez y eficacia al acceso de aquella información de calidad y la libre exploración a todos aquellos conocimientos que resulten de interés para el alumnado.

Podemos afirmar, por tanto, que, con la guía por parte, tanto de los docentes como de las familias, las herramientas tecnológicas pueden favorecer la educación si se hace un uso responsable.

De aquí surgen los diferentes métodos de enseñanza innovadores como pueden ser: e-learning, m-learning o b-learning. Si deseas obtener mayor información sobre los mismos, te animamos a que te matricules en nuestros cursos en Especialista en Gestión de Planes de Formación E-Learning o en el Master Europeo en Enseñanza Virtual: Especialista en E-learning, M-learning y Moodle.

En el presente artículo nos centraremos en el b-learning.

¿Qué es?

El b-learning, que viene del inglés blended learning, se trata de un método de enseñanza que combina la formación presencial con la formación online.

Es decir, esta enseñanza online no sustituye a la enseñanza dada por un profesional, sino que el formador, además de dar sus clases presenciales, se ayuda de la tecnología para mejorar y ampliar el proceso de aprendizaje.

Este aprendizaje semipresencial ha sido mucho más impulsado tras la pandemia, ya que la vuelta a las aulas supuso un repentino cambio en cuento al uso de las nuevas tecnologías que tan necesario fue durante la misma.

¿Cuáles son las características que presenta este modelo?

Blended Learning supone una mayor interacción entre los elementos que intervienen en la educación. Es decir, aumentan las relaciones entre estudiantes, las relaciones entre el docente y discente y las relaciones entre los estudiantes con el contenido. Esto da lugar a la generación de espacios colaborativos en los que el estudiante adquiere el papel de protagonista y el docente e de guía.

Se da una integración entre los diferentes espacios y tiempos de aprendizaje al construir conocimientos desde las actividades de aprendizaje tanto virtuales como presenciales. Esta integración hace que se den experiencias educativas reales, donde el alumnado va a encontrar sentido y va a conocer cómo aplicar aquello que aprende.

Al extenderse a los diferentes espacios y tiempos, ya que la formación no solo tendrá lugar en el aula a una hora determinada, la formación se caracteriza por ser flexible y personalizada.

Desventajas y Beneficios

Esta metodología tan innovadora, también debe hacer frente a algunos retos para conseguir llegar a ser efectiva. Es necesario que encuentre un equilibrio entre esa parte virtual y la presencial. Debe superar las primeras experiencias de los participantes a los cuales les puede resultar algo complejo la adquisición de nuevas técnicas de aprendizaje. Se requieren de una, o incluso, varias herramientas informáticas para su correcta aplicación. Hay que hacer frente a todos esos problemas que pueden surgir al trabajar con redes.

Sin embargo, todas esas características que presenta dicho método también van a dar lugar a una serie de beneficios entre los que encontramos:

  • Aumenta la participación
  • Mejora la comunicación
  • Genera flexibilidad
  • El aprendizaje es personalizado
  • Reafirma el aprendizaje teórico con la parte práctica
  • Fomenta el trabajo autónomo a incluir la formación online

Con todo lo visto, ¿crees que es un buen método de enseñanza-aprendizaje? ¿Debería extender su aplicación en las aulas?

1
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!