Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Actividades para trabajar la lateralidad

Martina Rodriguez

Publicado el 10/02/2020 12:02

 

 

La lateralidad es la preferencia que muestran la mayoría de los seres humanos por un lado de su propio cuerpo. El ejemplo más popular es la preferencia por utilizar la mano derecha o izquierda.

La mayoría de los seres humanos son diestros. También la mayoría muestran un predominio del lado derecho, es decir, que si se ve obligado a elegir prefieren  emplear el ojo, el pie o el oído derecho.  La causa/ causas de la lateralidad no se comprenden del  todo, pero se piensa que el hemisferio cerebral izquierdo controla el lado derecho del cuerpo y el hemisferios izquierdo resulta ser el predominante. Ello es así en un 87-92% de los seres humanos porque en la mayoría de los casos el hemisferio cerebral izquierdo es el encargado del lenguaje.

Algunos juegos para reforzar y trabajar la lateralidad se definen desde la infancia, siendo alguno de ellos los siguientes:

- Juego “carrera de camareros”: Se divide la clase en dos grupos, cada uno en frente de una mesa. Los alumnos/as tendrán que llevar en un freesbee como bandeja diferentes piezas de construcción para hacer una figura. En el trayecto si se cae la pieza tendrán que volver a empezar. Gana quien consiga trasportar todas las piezas y construir la figura del ejemplo.

 

- Juego “bota, bota la pelota”: El payaso Paquito tiene que preparar una actuación de malabares, la cual presenta una gran dificultad. Para ello tiene que ensayar mucho, ¿le ayudamos?

Cada niño/a con un balón realiza las siguientes indicaciones (cada ejercicio se llevará a cabo primero con una mano, después con la otra y a continuación con las dos):  1. Hacemos rodar la pelota, 2. Botamos, 3. Lanzamos, 4. Pasamos a un compañero.

 

- Juego “baile dirigido”: Construimos con cartulinas un dado y dibujamos en cada una de las caras una parte del cuerpo: cara, pierna, mano, brazo, lengua, etc.  Ponemos la música y de un en uno irán tirando el dado. Sólo podrán bailar con la parte del cuerpo que haya tocado.

 

- Juego “los globos voladores”: El mago Pincelín nos va hacer un hechizo “La magia de Pincelín acaba de llegar” y sólo podremos utilizar una mano, (los niños/as se tienen que meter un brazo por debajo de la bata). Con la mano que nos queda libre, tendremos que dar golpecitos a un globo para intentar que no caiga al suelo. El mismo niño/a no le puede dar dos veces seguidas.

 

Entendiendo que la lateralización es el proceso en el que los niños/as adquieren la conciencia interna de cómo funciona su cuerpo, los niños/as que han sido estimulados para lograr comprender sus cuerpos y los lados de éste son capaces de dominarlo de mejor manera, por el contrario aquellos niños/as que no logran comprender esta relación mostrarán mayor dificultad para interactuar con el medio que los rodea. Trabajando la lateralidad a medida que vayan creciendo se irá evidenciando con problemas de direccionalidad y conciencia espacial: por ejemplo al escribir letras y números de manera correcta. Por lo que, ¡No lo dudemos más y trabajemos con los más pequeños/as de la casa!

0
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!