Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Socialización en niños y niñas

Remedios Anquela

Publicado el 15/05/2019 15:05

Por socialización entendemos el proceso permanente en el que se adquieren creencias, actitudes, costumbres, valores, roles y expectativas de la cultura o grupo social al que se pertenece.

El proceso de socialización comienza desde edades tempranas, es decir, desde la primera infancia. A pesar de que desde el primer momento de nacer hasta el final de los días nos encontramos en continua aprendizaje, hay que tener en cuenta que, son los primeros años en los que somos más aptos para aprender. Sin embargo, no existe una edad fija en la que podamos decir que un individuo empieza a desarrollar sus capacidades sociales, ya que cada uno sigue sus propios patrones de aprendizaje.

Nacimos para ser sociables, de ahí la importancia de enseñar a nuestros pequeños, pautas de conductas para mantener buenas relaciones con los demás, que son la base de una buena inteligencia emocional.

"Los infantes que gozan de un alto grado de interacción con su madre muestran un mayor nivel de socialización, son más comunicativos, sienten menos adversidad ante los cambios, mayor habilidad para comunicarse, más disposición de prestar ayudar y apoyar a los demás, crea sentido de pertenencia hacia los grupos con los que se relaciona y con los cuales convive", señala la terapeuta familiar Vivian Fernández.

¿Cómo enseñarles a ser sociables?

Se recomienda que desde pequeños estén en contacto directo con otros niños y niñas, preferiblemente de su edad ya que entre iguales es la mejor forma de interactuar, aprender y, por ende, socializarse.

Además es muy enriquecedor pedirle a los niños y niñas que presten ayuda y apoyo en las tareas del hogar, no importa la edad ya que desde muy pequeños pueden colaborar con tareas sencillas como recoger sus juguetes, quitar o poner la mesa, colocar la ropa sucia en su sitio… entre otras.

Cuando los niños/as se equivocan es primordial enseñarles a pedir disculpas a los demás por sus errores y sepan perdonar la falta de los otros, hay que enseñarles y exígeles que en todo momento den las gracias y que pidan las cosas con un por favor, por ejemplo.

Algunos consejos para mejorar la socialización de los niños y niñas podrían ser:

  • Para hacer que los niños tengan una mejor socialización, se deben promover actividades que tengan como fin fomentar la autoestima; eso puede lograrse si se le felicita y elogia cuando hace cosas bien o termina sus actividades con éxito.
  • Involucrar desde pequeño al niño en actividades que deban desarrollarse en grupo, como por ejemplo algún deporte o clase de baile, puede ayudar a mejorar las condiciones físicas de los niños, también les enseña cómo ser parte de un grupo, a respetar reglas y a trabajar en equipo para conseguir objetivos en común.
  • Involucrar al niño en situaciones donde tenga contacto indirecto con muchas personas puede ser beneficioso. Por ejemplo es bueno llevarlo a un parque donde estemás niños jugando o incluso las fiestas de cumpleaños, pues tendrá contacto con otras personas y también podrá ver cómo actúan los demás y relacionarse con ellos.
  • Por otro lado, es muy importante que las familias estén en contacto con los educadores del pequeño para saber cómo se comportan durante el tiempo que no están con ellos en la escuela.
  • No se puede obligar a los niños a participar en actividades si él no lo desea; debemos cambiar de actividad y tratar de averiguar la razón de por qué no quiere hacerla.

Es importante que tener  en cuenta que cada niño es un mundo diferente, y que no todos socializan de la misma manera ni al mismo ritmo, así que se debe tener paciencia y darles el tiempo necesario para que ellos mismos vayan progresando.

Acompañarlo, aconsejarlo y sobre todo su entorno más cercano ha de ser su ejemplo a seguir. Siempre debe tenerse presente que la principal forma de aprendizaje de los niños es la imitación.

 

0
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!