Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Twittea la evolución

Noelia García Rincón

Publicado el 07/04/2019 20:04

¿Y si las diferentes especies de homínidos hubiesen podido twittear su día a día? Desde luego no hubiésemos invertido tanto tiempo en intentar averiguar sus costumbres, sus dietas, sus rituales… porque, al igual que con mucha gente hoy en día, tendríamos la información de sus actos plasmada en la plataforma Twitter. Este es el reto que se les lanza a los alumnos de 4ºESO en la unidad didáctica de la evolución que se encuentra dentro de la asignatura de biología y geología. Deben convertirse en diferentes especies de homínidos e ir reflejando sus rutinas.

Como profesora he de decir que es una actividad que funciona muy bien a nivel curricular y a nivel motivacional. Es el tercer curso académico consecutivo en el que la planteo y sin duda seguiré usándola en el futuro. La clave de esta actividad radica en diversas características:

1- Se trata de una actividad interactiva que invita a los alumnos a buscar información sobre los hábitos de cada uno de los homínidos para que a la hora de twittear no cometan fallos en la temporalidad y digan por ejemplo que, siendo Homo habilis están calentándose en la hoguera, cuando esta especie aún no dominaba el fuego. Por lo tanto, la búsqueda de información no es el fin en sí, sino una herramienta que les ayudará a superar la actividad con éxito. Esta característica la hace muy interesante, ya que los alumnos deben modelar y aplicar la información que buscan, por lo que están desarrollando competencias como la de aprender a aprender.

 

2- Es una actividad que da un uso educativo a una red social como Twitter. La motivación inicial está conseguida al ser una red social el hilo conductor de la actividad, ya que los alumnos las tienen muy integradas en su rutina diaria. Además, la difusión de esta está garantizada, pudiendo toda persona con acceso a Internet comprobar el desarrollo.

 

3- Nunca hay dos tweets iguales y sin embargo la mayoría son válidos. El hecho de tener que elaborar un tweet es un ejercicio de creación y por lo tanto una respuesta totalmente abierta a la pregunta formulada de ¿qué hace un homínido en su día a día? Acostumbrados como están la mayoría de nuestros alumnos a tener que responder a preguntas con respuesta cerrada, en esta ocasión se les da la oportunidad de ser creativos y de comprobar que no siempre hay una sola respuesta correcta.

 

4- La síntesis de información es otra característica muy buena de esta actividad. Los alumnos, al tener un espacio limitado para escribir su tweet (280 caracteres), deben realizar un ejercicio de síntesis con el que van a depurar la información buscada para quedarse con lo más importante o con lo que más encaje en la idea que quieren transmitir.

 

5-Más específicamente con la asignatura de biología y geología, lo que consigue la actividad es una percepción del tiempo geológico más cercana, ya que los alumnos verán convertidos los miles de años en horas y días reales.

A modo de resumen, lo que consigue la actividad “Twittea la evolución” es un aprendizaje significativo en los alumnos.

Es una actividad extrapolable a otras asignaturas como por ejemplo historia, en la que los alumnos podrían twittear metiéndose en la piel de los diferentes estamentos de la Edad Media.

Los recursos necesarios son un dispositivo con acceso a Internet y una cuenta de Twitter para el profesor y cada alumno. En este caso, la cuenta de Twitter creada se llama “Homínidos matarraños”.

La creación de la cuenta de Twitter entra dentro de la planificación de la actividad, en la cual también hay que decidir cuántos días va a durar la actividad y cuántos homínidos se van a trabajar, para así poder calcular el número de días que le corresponde a cada especie. Esos días por especie son los que tendrán los alumnos para twittear desde su casa a modo de trabajo. Lo ideal es que no dure más de 15 días para mantener la atención de los alumnos y que se vean diferencias entre el número de días que hay para cada especie según el periodo que vivieron. El diseño de la evaluación de la actividad entra dentro también de la etapa de planificación.

Durante el desarrollo de la actividad, los alumnos tendrán 2 ó 3 días por homínido en los que tendrán que escribir al menos dos tweets contando algo sobre su día a día. Deberán en sus tweets nombrar a la cuenta de Twitter del profesor para que le salga el aviso y así poder retwittear cada tweet que los alumnos escriban. Así se conseguirá que los alumnos puedan ver los tweets de todos sus compañeros sólo con mirar la cuenta del profesor. Pondrán también un hastag con el nombre del homínido con el que se está desarrollando la actividad (ej: #Homoergaster).

Además de los dos tweets por homínido, cada día el profesor lanzará una pregunta vía tweet que los alumnos tendrán que contestar por mensaje directo.

Estas preguntas tendrán siempre relación con la unidad didáctica de la evolución.

Para la evaluación de la actividad se tendrán en cuenta los siguientes ítems:

  • - Número de tweets escritos: Es obligatorio escribir al menos 2 tweets por cada homínido. Se sumarán 100 puntos por cada tweet, siendo 200 el máximo a puntuar en cada homínido.
  • - Veracidad: Se penalizará con 50 puntos cada tweet que tenga fallos temporales, es decir, que hable de acciones que el homínido no realizaba.
  • - Preguntas: Las respuestas correctas serán puntuadas con 100 puntos y las incorrectas con 50.
  • - Originalidad: El profesor seleccionará los 3 tweets más originales otorgando 200, 100 y 50 puntos extras al primer, segundo y tercer tweet.

La calificación de la actividad dependerá del número de puntos que el alumno haya conseguido. Para superar la actividad hay que conseguir 1400 puntos (7 homínidos x 200 puntos). La nota por encima del aprobado dependerá de los puntos extras que el alumno haya conseguido respondiendo a las preguntas y con la originalidad de los tweets.

Uno de los años en los que realizamos la actividad, la hicimos en conjunto con un instituto de otra comunidad autónoma, siendo el otro centro el encargado de seleccionar nuestros tweets más originales y viceversa. Es una buena actividad para crear lazos entre centros y nuestro objetivo es poder realizarla más adelante con institutos europeos a través de la plataforma eTwinning.

¿Te animas a convertir a tus alumnos en históricos twitteros?

0
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!