Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Ventajas de realizar un curso intensivo de inglés

Paula Vivas Cano

Publicado el 14/01/2020 18:01

¿Os ha pasado alguna vez que a la hora de buscar un artículo o un libro en un momento de estudio os resulte difícil comprenderlo al estar en otra lengua? ¿O que no entendáis la letra de una canción que os guste mucho porque está en otro idioma? ¿O que estéis viendo un documental muy interesante y no tenga subtítulos en español? ¿Quién no se ha ido de viaje y ha tenido que echarle mano al traductor o a la guía de bolsillo? 

Aprender idiomas, sobre todo inglés, puede ser un recurso al que se le puede sacar mucha utilidad en muchos aspectos de la vida, como pueden ser viajar, leer, ver películas, conocer personas de otros lados del mundo, vivir en otro país… Además, existen muchos países en los que el inglés es la lengua oficial, la cual tiene aproximadamente 400 millones de hablantes nativos en todo el mundo, convirtiéndose así en la lengua más hablada del planeta. Y ¿qué mejor manera de adquirir conocimientos de inglés que impartiendo un curso intensivo?

Los cursos intensivos se diferencian de los estándares o regulares en que los primeros suelen durar unos meses y los otros, incluso un año o curso académico entero. Estos siempre se suelen adaptar a las necesidades, disponibilidad y ritmo de aprendizaje de los alumnos/as. 

En las academias de idiomas, la modalidad de aprendizaje cada vez más demandada es el curso intensivo de inglés. ¿Por qué? Estudiar inglés de manera intensiva, durante unos meses, ayuda tanto en la gramática y el vocabulario como en la fluidez de hablar el idioma, afianzando mejor los conceptos obtenidos con anterioridad. Eso sí, sin dejar de estudiar en casa y con unas pautas de estudio y organización para reforzar lo aprendido y sacarle el mayor provecho posible.

¿Qué ventajas ofrece realizar un curso intensivo de inglés?

-    Aprendizaje más rápido. Las clases, en el curso intensivo de inglés, son mucho más concentradas y lo más importante es lo que se enseña, al estar orientado a aquellos alumnos/as que necesitan conseguir resultados en un período corto de tiempo.

-    Grupos reducidos. Un curso intensivo de inglés está formado por grupos reducidos, por lo cual los contenidos están más personalizados y adecuados a los alumnos/as. Lo bueno de este aspecto es que los docentes pueden centrarse más en los participantes del grupo, lo que les permitirá corregir fallos y darles confianza a la hora de soltarse.

-    Conseguir las metas propuestas. Los intensivos sirven para lograr un objetivo a corto plazo, además de conseguir la satisfacción personal de cumplir con una meta en concreto.

-    Reforzar conocimientos. Si ya tenemos una base del idioma, el curso intensivo nos ayuda a mejorar y afianzar los contenidos y conceptos ya aprendidos anteriormente, recordando los viejos e incorporando nuevos.

-    Buen aprovechamiento en el tiempo de aprendizaje. Un breve período de tiempo concentra un número elevado de clases, por lo cual se concretan los contenidos más adecuados para el alumno/a, centrándose en los aspectos más importantes y dejando de lado los más redundantes. Así las clases son más estructuradas y se organizan para exprimir al máximo todas las destrezas lingüísticas.

-    Estudiar en el tiempo libre y aprovecharlo para aprender y disfrutar de algo que realmente nos gusta y que nos permitirá tener una amplia gama de oportunidades laborales.

-    Marcar pautas de autoestudio. Un curso intensivo nos ayuda a marcarnos unas pautas de estudio y a ser más autónomos en el proceso de aprendizaje a la hora de organizarnos.

-    Búsqueda de otros recursos. En un intensivo podemos complementar el curso con otros recursos, a través de películas o series en versión original, escuchar música leyendo las letras en inglés o asistiendo a cualquier bar a un intercambio de idiomas, una forma muy divertida de practicarlo.

-    Conocer gente nueva. Tanto si lo hacemos cerca de donde vivimos, como si nos vamos al extranjero, seguramente conozcamos a mucha gente con la que poder compartir las ganas de aprender el idioma, gustos y aficiones. Además, entre todos los alumnos/as del curso se pueden resolver las dudas que surjan y apoyarse mutuamente en el proceso de aprendizaje.

-    Más esfuerzo pero grandes resultados. Cada alumno/a tiene que hacer un esfuerzo adicional a la hora de comprometerse a repasar y practicar en casa los conocimientos adquiridos en el curso. Esta es la única forma de no quedarse atrás conforme se vaya avanzando en clases.

Como vemos, los beneficios de realizar un curso intensivo de inglés son numerosos. Lo único que hay que tener claro es que el único límite que hay es la persona que lo realiza, la cual debe tener los objetivos claros y, por supuesto, automotivación. Y después de todas las ventajas que hemos visto ¿A quién no le gusta aprender idiomas? 
 

1
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!