Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Primeros auxilios en centros educativos

Susana Jiménez Ruiz

Publicado el 03/08/2018 09:08

 

La educación para la salud es una asignatura todavía pendiente en nuestro sistema educativo. Para el correcto desarrollo del alumno es necesario adquirir dichos conocimientos desde edades muy tempranas. Para promover que el alumnado desarrolle un aprendizaje significativo en educación para la salud, es prioritario que exista una colaboración entre las familias y los centros educativos. 

Como afirma Romero, Lozano-León, Lozano (2011) las actuaciones de promoción de salud deben realizarse donde las personas viven, estudian, trabajan, juegan, se relacionan social y afectivamente. De aquí la necesidad de hacer las intervenciones sobre los estilos de vida en los escenarios vitales de las personas. Es decir, en los entornos de salud (hogar, familia, escuela, trabajo, pueblo y ciudad) y en los centros sanitarios. La familia y la escuela son los espacios decisivos para generar y transmitir hábitos y conductas por medio de la información, la comunicación y la educación para la salud en cada etapa de la vida. 

Por todo ello, en diferentes centros educativos se está llevando a cabo una serie de proyectos sobre primeros auxilios en el aula, con el objetivo de trabajar además la prevención de accidentes. Cuando hablamos de accidentes estamos haciendo referencia a:

Accidente: suceso generalmente prevenible que provoca o tiene el potencial de provocar una lesión. (Organización Mundial de la Salud (OMS))

El principal fin cuando enseñamos al alumnado primeros auxilios es el de generarles la mayor autonomía posible (dependiendo de su edad) tanto para poder evitar accidentes, como para saber actuar frente a ellos. 

 Los accidentes más frecuentes  que sufren los/as niños/as y adolescentes son:

  1. Caídas y golpes.
  2. Cortes y heridas.
  3. Quemaduras.
  4. Asfixias por cuerpos extraños. Atragantamientos.
  5. Intoxicaciones.
  6. Electrocuciones.
  7. Picaduras. Mordeduras de animales.
  8. Accidentes de tráfico.

Actualmente se están desarrollando apps destinadas a aprender primeros auxilios en centros educativos, como es el ejemplo de la app Primeros Auxilios Fáciles. 

 

Dicha app nos da la oportunidad de trabajar con el alumnado las TICs de una forma integradora y útil. (Si quieres más información sobre esta app haz clic aquí).
Como profesionales de la educación debemos tener claro que a la hora de planificar una sesión destinada al aprendizaje de primeros auxilios se tiene que comenzar siempre la primera sesión explicando los principios básicos (PAS), ya que es la forma esencial de actuar siempre ante cualquier tipo de accidente. Estos son:

 

  1. Proteger: Podemos evitar nuevos accidentes, si señalizamos el lugar del accidente. SÓLO si hay peligro para el accidentado se le desplazará, manteniendo recto el eje cabeza-cuello-tronco.
  2. Avisar: Indicando el número y estado aparente de los heridos, si existen factores que pueden agravar el accidente y el lugar exacto donde se ha producido el accidente. 
  3. Socorrer: Es la finalidad principal de los primeros auxilios, pero para hacerlo correctamente antes hace falta realizar la evaluación del herido.

En el caso de no poseer una formación previa en primeros auxilios, tendremos que contar siempre con el asesoramiento de un experto o de una experta. Desde Red Educa te animamos a que obtengas la formación y las competencias necesarias para convertirte en un profesional en primeros auxilios,  con nuestro  Curso Práctico de Primeros Auxilios en Centros Educativos.  

0
¿Te ha parecido interesante? ¡Vota este artículo!