Aprender inglés ¿desde bebé?

Viridiana Lopez

Publicado el 16/02/2017 18:02

 En el mundo actual hablar un segundo idioma es bastante positivo para cualquier ámbito, desde personal hasta laboral; por tal motivo vemos cómo toma importancia el aprender inglés cada vez desde más pequeños.

Aprender un segundo idioma desde una temprana edad resulta tener bastantes beneficios ya que el aprendizaje puede ser más fácil y duradero. Los bebés desde los ochos meses pueden producir sonidos de cualquier idioma, por tanto, aunque no pueda hablar en etapas previas, es importante que hayan estado expuestos a uno o varios idiomas adicionales al de la lengua materna que se desee enseñar, ya que de esta forma el aprendizaje será de forma natural ya que emite sonidos imitando los que escucha logrando una perfecta pronunciación.

Las conexiones neurológicas del cerebro del bebé crecen cuando está expuesto a un segundo idioma, permitiendo un mayor desarrollo intelectual que le permitirá el aprendizaje en distintas áreas, no solo en las lingüísticas.

Desde los cuatro meses el bebé puede distinguir cuando se les habla en diferentes idiomas y pueden comprender palabras y frases, por lo que es desde esta edad en la que se puede ir involucrando el aprendizaje en distintas formas.

¿Cómo enseñarle un segundo idioma a nuestro hijo si nosotros no lo hablamos?

La forma quizá más sencilla de que nuestros hijos hablen otro idioma es llevarle a una guardería o colegio bilingüe en donde, a través de métodos pedagógicos le faciliten el aprendizaje temprano de otra lengua.

En uno de estos colegios el niño podrá tener contacto con el idioma varias veces al día y en distintas situaciones familiarizándose con frases y palabras y aprendiendo a usarlas en la cotidianeidad. Resulta mucho mejor la experiencia con un educador nativo y preparado que enseñe con el acento real de la lengua.

No obstante, dado que no siempre es posible matricularlos en algún centro bilingüe, existen otras formas en las que podemos exponerlos a otro idioma para que posteriormente puedan aprenderlo de forma rápida y fácil.

- Poner música y canciones en inglés.

- Poner películas, dibujos animados y cualquier programa televisivo de otro idioma, en la versión original.

- Buscar establecer contacto y amistad con otros niños que hablen otro idioma.

- Realizar algún viaje a otro país donde se hable el idioma.

Reitero que para el aprendizaje desde bebé de otro idioma, es indispensable la continua exposición en cualquiera de las formas posibles, e ir introduciéndolo de forma natural sin forzarlo para que el aprendizaje sea también natural. 

0
¿Te ha pareceido interesante? ¡Vota este artículo!