Estudiar en verano ¿Si o no?

Pepe Lopez Lopez

Publicado el 03/08/2017 16:08

Agosto es el mes por excelencia de las vacaciones y el descanso. Pero también es un mes lleno de preocupaciones para aquellas personas que son padres porque no quieren que sus hijos desaprovechen el tiempo o porque ven que se acerca la hora de pensar en la “vuelta al cole” y los más pequeños no han repasado nada durante los meses estivales. Y aquí es donde llega la gran incertidumbre de muchos padres ¿se debe estudiar en verano?

Uno de los principales miedos durante estos meses de verano es que los niños puedan olvidar todo aquello que han aprendido a lo largo del curso escolar, aunque esto no tiene por qué ser cierto, ya que si el proceso de enseñanza-aprendizaje ha sido el adecuado a lo largo del curso escolar y por lo tanto el aprendizaje ha sido significativo, los contenidos han debido de quedar marcados en el alumnado, aunque este es otro tema aparte.

Uno de los principales problemas relacionados con que los niños se nieguen a hacer este tipo de actividades y a estudiar en verano es que ellos comprenden que están de vacaciones y por lo tanto no podemos forzarlos a que realicen las actividades o a que cumplan con un número de horas semanales de estudio, porque de esta forma lo único que conseguiremos será que no aprendan y vean esas actividades como un castigo por parte de los padres en vez de como un aprendizaje o un repaso de cara al nuevo curso escolar.

En verano se deben buscar actividades creativas lúdicas en diferentes espacios que capten la atención del niño, de esta manera conseguiremos llamar su atención y además que no suponga para ellos un gran esfuerzo el ponerse a realizar dicha actividad y por lo tanto puedan estudiar en verano.

Ya sea por medio de juegos o de actividades al aire libre, podemos montar y organizar multitud de actividades con las que los más pequeños podrán repasar casi sin darse cuenta. Para por ejemplo fomentar la lectura y la escritura, podemos organizar un taller de cuentos para leerlos posteriormente a toda la familia, así además, conseguiremos fomentar su creatividad y repasarán divirtiéndose.

Las nuevas tecnologías también pueden formar un papel importante a la hora de reforzar aprendizajes y estudiar en verano. En la web podemos encontrar multitud de páginas con actividades lúdicas con las que los más pequeños podrán repasar este verano así como apps para móviles o tablets.

Hoy día existen multitud de opciones para que podamos repasar con nuestros hijos si así lo queremos, pero lo más importante es tener en cuenta que cualquier actividad debe ser adaptada a las necesidades particulares de nuestros hijos así como a sus intereses para que realicen las actividades y no piensen que es un castigo y puedan disfrutar del verano y de todo lo que ello conlleva.

¡Felices vacaciones!

 

0
¿Te ha pareceido interesante? ¡Vota este artículo!