Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Fórmulas de intervención didácticas actuales: Flipped Classroom en EF

Alejandro Guardiola Ríos

Publicado el 02/04/2020 19:04

Los importantes cambios socioeconómicos producidos en los últimos años y los numerosos avances tecnológicos, han permitido a los habitantes de las sociedades desarrolladas cambiar sus empleos y hábitos sociables. Este desarrollo vertiginoso en cuanto a la inclusión de las nuevas tecnologías ha modificado el proceso educativo y, por tanto, el surgimiento de nuevos modelos y/o enfoques pedagógicos. Desde la entrada en vigor de LOMCE, el centro educativo debe educar al alumnado para desenvolverse en la vida, más que en la adquisición de conocimientos de determinadas materias en comportamientos estancos. De esta manera, respecto a la realidad social de los niños y jóvenes, es evidente la problemática tanto en el diseño de modelos didácticos, como en el estilo de vida de los escolares (sedentarismo, hábitos alimenticios inadecuados, consumo de televisión, etc.).

Dichas transformaciones sociales que se producen, especialmente en cuanto a las nuevas tecnologías electrónicas, demanda del campo educativo adaptarse a los mismos, ideando estrategias de intervención para afrontar dicha problemática. Entendiendo las pedagogías emergentes como conjunto de enfoques e ideas pedagógicas, todavía no bien sistematizas, que surgen alrededor del uso de las TIC en educación y que intentan aprovechar todo su potencial.

Siendo necesario indagar en la literatura acerca del modelo emergente pedagógico, Flipped Classroom, con la finalidad de analizar acerca del mismo, y reflexionar sobre su aplicación en Educación Física en los niveles educativos de Educación Primaria.

¿A que se enfrentan los maestros?  Conscientes  de que el área de Educación Física, contribuye al desarrollo de las siete competencias delimitadas en el  currículo educativo. La aparición de estas competencias u otras, y su carácter multidimensional del área ha motivado una organización distinta a la hora de relacionar los elementos curriculares.  Además de los contenidos epistemológicos tratados en el área, la demanda social de crear ciudadanos competentes, determina que se debe formar a niños que sean capaces de comunicarse, de aplicar el pensamiento lógico-científico, de reflexionar, de emprender y crear, así como tener un bagaje y respeto cultural y un comportamiento cívico

La transformación de la sociedad, ha generado la aparición de nuevos perfiles sociales  y nuevos oficios más acordes y competentes para el siglo XXI. Esta transformación pide que en los centros educativos se trabaje y desarrolle el perfil competencial de los individuos, destacando en esta sección la competencia digital. Pues el uso de las tecnologías, en concreto recursos, materiales y dispositivos en educación ha desarrollado un ritmo vertiginoso en cuento al uso de las TIC no solo como material curricular, sino como métodos de intervención pedagógicas.

Con la creación del Espacio Europeo de Educación Superior, y su posterior implantación en el sistema educativo español, los docentes están envueltos en una reforma educativa con la finalidad de adaptar y adecuar las materias a un sociedad que exige renovaciones en cuanto a sus métodos docentes con el fin de conseguir que el alumno sea el protagonista de su propio aprendizaje adaptando nuevos todos los agentes implicados en la comunidad educativa. Esto conlleva a la aparición de nuevos conceptos que envuelven a los dicentes como son: nativos digitales o e-alumnos, ya que el formato e-learning está apoyando al aprendizaje mediante internet y de recursos electrónicos relacionados con el aprendizaje por dispositivos digitales, las aulas virtuales y la colaboración digital. Términos que han surgido por la necesidad de formar a estudiantes innovadores, independientes y creativos.

La aparición de estos conceptos relacionados con alumnos de Educación Primaria, concretamente en la asignatura de Educación Física, hace que esta vinculación  esté transferida  a que los discentes puedan usar las nuevas tecnologías tanto en clase como fuera de ella, haciendo ver que las TIC se pueden ver como herramientas para su aprendizaje. Es decir,  el docente tiene la necesidad y la obligación de analizar cuál es la mejor forma de transmitir los conocimientos para conseguir un aprendizaje acorde a sus necesidades e inquietudes. Por tanto, se puede hablar de que las metodologías ya no están o no deben estar centradas en el docente, ni dirigidas a la homogeneidad presente en las aulas y menos aún las diferenticas individuales del discente en su forma de aprender.

Ahora bien, respecto a las clases de Educación Física, para conseguir efectos saludables en el organismo del escolar a través de la práctica de actividad física,  se podría hablar y buscar, un modelo de intervención pedagógica cuya finalidad es la de invertir la clase tradicional e invertir el orden en el proceso de aprendizaje. En otras palabras, un modelo didáctico mediante el cual los discentes aprenden nuevos contenidos e-learning y mediante plataformas, normalmente en casa y las tareas en el aula obteniendo así una atención más directa y personalizada entre docente-discente. Llegando a incrementar el tiempo útil de sesión, para optimizar el tiempo de compromiso motor. Esta transformación educativa  ha calado también en Educación Física. Pues las dos problemáticas a las que se enfrenta esta área en la actualidad, es la falta de horas lectivas en el horario escolar, teniendo el tiempo muy justo de compromiso motor, mayor tasa de sedentarismo, obesidad y prácticas sociales no saludables como se ha hablado en líneas anteriores, entre otras cuestiones. Así como  la aglutinación del avance tecnológico y las diferentes teorías del aprendizaje marcan la línea de su concepto.  Pudiendo decir que el diseño tecnopedagógico es el resultado de múltiples disciplinas y se puede definir como un proceso reflexivo y dinámico  que utiliza de forma combinada la pedagogía  y la tecnología para optimizar los procesos del aprendizaje. Obteniendo un aprendizaje más significativo y colaborativo (e-learning), con actividades más atractivas a la vez que aumente la interacción docente-discente.

De esta manera, para afrontar los continuos cambios y las demandas del campo educativo y adaptarse a los mismos, es importante idear estrategias de intervención para afrontar los nuevos retos. Pues en la actualidad, cada vez hay un mayor número de docentes y pedagogos que abogan por la búsqueda de modelos de intervención pedagógica que faciliten un aprendizaje significativo, activo y eficaz para el desarrollo competencial del alumnado.

Pero claro, a la hora hablar de fórmulas de intervención didácticas actuales, es hacerlo de tecnología, dispositivos digitales y pedagogía. Ya que indagar en el diseño tecnopedagógico, es hablar de estos tres términos.

Extrapolando estas cuestiones a un concepto más global y una perspectiva curricular, con una vertiente pedagógica, planteando una educación plena del individuo. Es hora de hablar de que metodología es la más adecuada para propiciar el aprendizaje competencial y global del discente, y de cómo evaluar este aprendizaje. Siendo este el foco de discusión entre los especialistas de la materia. Especialmente, teniendo en cuenta la heterogeneidad de los grupos en cuanto a su nivel inicial, su ritmo de aprendizaje y sus motivaciones, el ratio profesor-alumno  y el escaso tiempo asignado para la asignatura  de Educación Física ya que está enmarcada como área específica, pasa a comprender dos horas semanales por clase. Siguiendo esta línea de controversia, en las últimas décadas, característicamente con la globalización de las nuevas tecnologías, se han desarrollado nuevos modelos educativos que buscan mejorar la calidad de la enseñanza. Dentro de esta estereotipado, surge el modelo Flipped Classrroom, que ha sido aplicado a multitud de tareas en los últimos años buscando invertir la estructura tradicional de una sesión. Aunque este modelo podría resultar muy eficaz en Educación Física su aplicación en el área ha sido muy escasa, primando su uso en otras materias.

En los últimos años se han llevado a cabo investigaciones sobre el replanteamiento de metodologías apoyadas con nuevas tecnologías educativas, diversos informes  presentan gran variedad de  tendencias educativas emergentes, entre las que destaca Flipped classroom. Esta tendencia está teniendo un calado cada vez mayor en la comunidad educativa, ya que es un modelo pedagógico que transfiere el trabajo de determinados procesos de aprendizaje fuera del aula y utiliza el tiempo de clase para facilitar y potenciar otros procesos de adquisición y práctica de conocimiento dentro del aula.

Referente a la Educación Física, son muy pocas las investigaciones y experiencias compartidas. Y creo que esto puede llegar a ser, por tenerla encasillada  como una asignatura que gira en torno al ámbito motriz y expresivo-artístico exclusivamente.

Volviendo a esta tendencia, el aula invertida hace referencia a un enfoque didáctico que articula durante el tiempo en el que el alumnado está fuera de clase se puede sacar mayor productividad a las TIC y el tiempo que esté en el aula presencialmente, con el docente y el resto de compañeros, se saque el máximo rendimiento al trabajo en grupo o individual; es decir; el tiempo de clase supone utilizar el tiempo para facilitar y potenciar otros procesos de adquisición y práctica de conocimientos, reforzar contenidos no solamente por medio de materiales impresos (libros de texto o  fichas), sino además mediante otro formato atractivo como es la pantalla.

             Se podría decir que el modelo de aula invertida, va muy ligado al empleo de recursos TIC, teniendo esta tendencia cada vez más auge entre los docentes, lo cual genera que su uso en las sesiones de Educación Física pueda ser relevante. Pues si se compara con modelos de tradicionales, no se basa en la transmisión de contenidos, sino que se  buscar un perfil más competencial del alumnado en cuando a conocimientos más amplios de sus habilidades y destrezas, e incluso un aprendizaje más personalizado.

En este contexto y como síntesis global, desde el área de Educción Física, además de seguir las orientaciones curriculares, deben abogar por capacitar a los escolares en la promoción de estilos de vidas saludables, propuestas de tareas para investigar y formar así un juicio crítico sobre distintos comportamientos cotidianos o la gestión de una alimentación equilibrada y saludable, entre otros contenidos. Para ello, desde un planteamiento global y la perspectiva lúdica en el tratamiento de estos contenidos por parte del área, hay conocer y florecer la posibilidad de utilizar las tecnologías de la información y comunicación para su trabajo. Con la finalidad de consolidad el desarrollo pleno del individuo.

Por esta razón, para que en las escuelas se hable de una verdadera inclusión de estas tendencias y estén consideradas escuelas tecnológicas, tienen que apostar por un aprendizaje significativo para el alumnado y cercano a su realidad, fortaleciendo el aprendizaje en comunidad. Sin olvidar la finalidad transcendental de nuestra Área, consolidar en el alumnado una serie de aprendizajes que toman como referencia el ámbito motor y que son indispensables para el desarrollo pleno del individuo.

 

De esta manera, la inclusión de las nuevas tecnologías en el área de Educación Física plantea en un primer lugar una cuestión sobre el uso de los docentes dan a esta herramienta. Así por ejemplo, corrientes metodologías como el aula invertida, permiten el desarrollo de aspectos teóricos desde un nuevo punto de vista y aparentemente, no reducir el tiempo de compromiso motor y mantener intacta la motivación de los alumnos hacia la asignatura. Incluso el incremento de la autonomía, el control y la individualización de los ritmos de aprendizajes, como una participación activa del discente con el objetivo primordial de optimizar el tiempo.

Otro aspecto importante en esta metodología, podría ser el análisis de su uso en las sesiones de Educación Física, ya que se podría focalizar el trabajo de casa a la realización de tareas y a la explicación de los contenidos de un tema en concreto, el tiempo de la clase se reservaría  a la práctica y mejora del mismo, de esta forma se buscaría mejor utilización del tiempo.

Por todo ello, considero que sí es posible trabajar durante el curso escolar e implantar en la Programación Docente, esta metodología basada en los recursos y herramientas TIC, afectando positivamente al rendimiento académico de los escolares y poder obtener mayor utilidad en cuanto al Tiempo de Compromiso Motor. Así como la promoción de estilos de vida saludables podrá desarrollarse a través de los hábitos de aseo diario, las propuestas de tareas para investigar y formar así un juicio crítico sobre distintos comportamientos cotidianos o la gestión de una alimentación equilibrada y saludable, entre otros contenidos.

 

420
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!