23 de abril: el por qué del Día del Libro

Alejandro Martín

Publicado el 21/04/2017 13:04

El 23 de abril se celebra en todo el mundo el Día del Libro. Son muchas las formas que tenemos de celebrarlo en los distintos países: desde asistir a eventos varios como ferias, teatros infantiles, lecturas de libros o encuentros con autores hasta la tradición de intercambiar rosas y libros que se lleva a cabo especialmente en Cataluña, pero ¿por qué se celebra el Día del Libro?

El 23 de abril fue elegido como el Día del Libro al coincidir esa fecha con el fallecimiento de Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega en el año 1616, aunque esto no es del todo cierto. Realmente Cervantes falleció el 22 de abril y fue enterrado el 23, mientras que Shakespeare falleció el 23 de abril pero del calendario juliano, que corresponde al 3 de mayo del calendario gregoriano (el nuestro). Aunque en esta fecha también coincide con el nacimiento o la muerte de otros autores como Maurice Druon, Haldor K.Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

En el caso de España se comenzó a celebrar el Día del Libro el 7 de octubre de 1926, fecha en la que se creía que había nacido Cervantes, aunque tan sólo cuatro años después la festividad pasó a celebrarse de manera definitiva el 23 de abril. Pero no fue hasta 1995 cuando se convirtió en una fiesta internacional por la Unidad Internacional de Lectores, con el objetivo de fomentar la cultura y la protección de la propiedad intelectual.

Cada año, la UNESCO y las tres organizaciones profesionales internacionales del mundo del libro (la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias) eligen una capital mundial del libro cuyo mandato empieza cada 23 de abril, Día del Libro. Este año, la ciudad escogida es Conakry, la capital de Guinea, por la “calidad y la diversidad de su programa, en particular, la atención que presta a la participación de la comunidad” así como “su presupuesto bien estructurado y objetivos de desarrollo claros, que se centran en la juventud y la alfabetización”.

El Día del Libro es una magnífica oportunidad para recordar la importancia que tiene la lectura para todos: desde los más pequeños de la casa hasta los más mayores. Aparte de los numerosos beneficios que tiene para nuestra mente ya que nos mantiene despiertos y activos, nos sumerge en mundos y aventuras que jamás pensamos que llegaríamos a vivir.

“El libro es fuerza, es valor, es poder, es alimento; antorcha del pensamiento

y manantial del amor”. Rubén Darío.

1
¿Te ha pareceido interesante? ¡Vota este artículo!