Reflexiones después de la huelga de educación

Anabel Quesada

Publicado el 09/03/2017 16:03

Hoy nos levantamos con noticas sobre las huelgas por educación que se están realizando por toda España. La marea verde por la educación pública está moviendo huelgas y asambleas en contra de los pactos que ha realizado el gobierno sobre bajar el gasto en educación, entre otras si quieres saber más de los motivos de la huelga te recomiendo leer el artículo "Día de la huelga de educación por los recortes y las leyes educativas". El gasto en educación pasaría de un 4.04% a 3.90%, además en sanidad se pasará de 6.12% al 5.92% respecto al PIB. Parecen pequeños los cambios pero la historia cambia cuando vemos que lo que se va a perder en la educación y en la sanidad es alrededor de unos 3.500 millones de euros.

Es irónico que en una entrevista realizada a Marcial Marín, secretario de Estado en Educación realizada por El País el 12 de febrero 2017 afirmara que “La educación lo es todo. El principio y el fin.” Además de afirmar “invertir en educación no es gastar más”. Palabras vacías ya que los hechos son muy diferentes.

El tratamiento que se da en los medios de comunicación a la Huelga de educación es realmente distinta, El País destaca que la huelga de educación tiene más eco en institutos y facultades, por su parte La Razón publica que ha habido violentos piquetes en las universidades madrileñas, ABC habla sobre que el antiguo sistema de becas generó una deuda de mil millones de euros, por ello explica que educación rechaza las demandas de la huelga. Y así podríamos seguir mencionando otros periódicos de tirada nacional. La objetividad es algo que brilla por su ausencia, eso es lo primero que podemos sacar en claro y lo segundo es que salvo El País ninguno de los grandes periódicos habla sobre los distintos puntos de la huelga, se habla de números de cifras económicas pero no olvidemos que de lo que realmente se trata es del futuro de la población española, un país vale lo que vale su gente. Mientras se recorta en educación y en sanidad no paramos de ver noticas sobre corrupción, noticias sobre la mala gestión económica, sobre como la deuda privada se ha pasado a convertir en deuda pública…

¿Y quién lo paga? Lo pagamos nosotros y nosotras doblemente ya que se ha jugado con el dinero público. No podemos permitir que jueguen con el futuro de los niños y niñas de este país, no podemos consentir vivir en precariedad y seguir dando gracias por ello, no podemos aceptar que nos recorten en sanidad, ni aceptar otras tantas cosas. Por ello, días como hoy son muy importantes, porque todos sumamos, porque todos contamos y porque a todos somos responsables y a todos nos afecta.

“Cuanto más pienso en la práctica educativa y reconozco la responsabilidad que ella nos exige, más me convenzo de nuestro deber de luchar para que ella sea realmente respetada. Si no somos tratados con dignidad y decencia por la administración privada o pública de la educación, es difícil que se concrete el respeto que como maestros debemos a los educandos.”
Paulo Freire

0
¿Te ha pareceido interesante? ¡Vota este artículo!