Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

Las emociones y los niños

Alicia Lozano

Publicado el 04/11/2019 12:11

LAS EMOCIONES Y LOS NIÑOS

 

 

 

Las emociones son reacciones que todos experimentamos, alegría, tristeza, miedo, ira… podemos clasificarlas como estados afectivos que vienen acompañados de campos a su vez fisiológicos. 

Hoy en día, se ha convertido  en tarea primaria para muchos padres, ya que fomentar una buena solidez emocional en la infancia es considerada esencial. En este sentido, estos mismos protagonistas se encuentran a diario con grandes dificultades – enseñar en base a algo abstracto puede volverse muy complicado-.

¿Cuáles son los principales problemas emocionales en la infancia?

Cuando estamos totalmente involucrados con nuestros hijos, apreciamos que los problemas emocionales más latentes que observamos se producen en cuanto a la baja tolerancia que presentan los niños a la frustración. Niños que les cuesta mucho asumir las normas y los limites, esto afecta no solamente al aprendizaje, sino que les interfiere a su vez en las relaciones sociales.
Por otro lado, la escasa empatía se comprende como otro de los aspectos punteros, para desarrollar la empatía los niños tienen que ser capaces de ponerse en el lugar del otro, pero esto no ocurre hasta que estos tienen aproximadamente 5 años de edad.

¿Es posible que la falta de un aprendizaje emocional afecte a la vida académica de los niños/a?

Pues sí, una buena base y aprendizaje emocional  puede repercutir en la vida académica de los niños/a,  de hecho la capacidad de aprendizaje disminuye a un 20% si existen problemas de autorregulación emocional. 

¿Qué tipo de actividades se deben de aplicar para que los más peques de la casa aprendan a trabajar las emociones?

Es muy importante que los niños/a aprendan a través de juegos sencillos y divertidos trabajar las emociones, además contar historias es una de las medidas más utilizadas, ya que ofrece todo un marco de entretenimiento emocional sin igual.  A continuación os ofrezco algunas actividades.

1. Crear un diccionario de emociones: Consiste en coger varias fotografías con personas, niños/a o personajes expresando una emoción, los niños deberán identificar la emoción y clasificar las imágenes.
2, Leer cuentos de emociones: Es necesario escoger bien el cuento y aprovechar la lectura para reflexionar con los niños en qué momentos han experimentado ellos esas emociones a lo largo de su día.
3. Realizar pequeños teatros: Se pueden crear pequeños guiones donde se representen historias inventadas por los propios niños y donde las emociones sea las protagonistas de las escenas. 
4, Crear juegos de mímica de las emociones: En este caso el niño/a deberá coger una  tarjeta y representar la emoción mímicamente. El resto debe adivinarla y quien la acierte será el siguiente en salir.

Como puedes ver, existen infinidad de formar de educar emocionalmente a los niños/a, pero es preciso que los padres trabajen continuamente para lograrlo. Finalmente añadir que tener una buena salud emocional, provoca no solo mejorar académicamente, sino también ser una persona plena y segura de sí misma.

1
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!