Imagen generica
¿Aún no estás registrado?
Regístrate ahora, son 2 minutos

DISFRUTANDO CON LA CIENCIA: Innovación educativa y experiencias de aula

Nuria García Madrid

Publicado el 14/06/2017 18:06

En los últimos años, muchos profesionales de la educación coinciden en que la educación actual necesita metodologías activas que otorguen al alumno un papel protagonista en el proceso de enseñanza-aprendizaje. La introducción de las TIC en el aula no basta para asegurar el éxito de este proceso. Necesitamos estimular la creatividad de los alumnos y dejarles investigar dentro y fuera del aula, fomentando así el razonamiento y su espíritu crítico. De este modo, lograremos que el aprendizaje basado en su propia experiencia sea significativo. Además, el trabajo colaborativo y la comunicación deben tener un papel fundamental en las sesiones de clase.

Otro aspecto importante para despertar el interés y motivar al alumnado de las asignaturas científicas es utilizar la ciencia de una manera más lúdica y divertida; sin olvidar que las actividades propuestas no se plantean únicamente para agradar a nuestro alumnado, sino para favorecer su aprendizaje y su participación en el aula.

En este artículo se mostrarán diferentes metodologías activas junto con experiencias de aula puestas en práctica en diversos niveles educativos.Todas ellas tienen un factor común: la motivación y participación activa del alumnado.

 

La metodología ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos) la pusimos en práctica con el alumnado de 2º curso de FP Básica por medio del proyecto “Investigadores”. Gracias a este proyecto, los alumnos se pusieron en la piel de auténticos investigadores y, agrupados en equipos de trabajo, desarrollaron diferentes investigaciones. Las temáticas científicas de los trabajos fueron muy diversas.

Algunas de las tareas que hicieron durante el desarrollo de las investigaciones fueron encuestar a más de trescientas personas de la ciudad, analizar y discutir resultados, realizar estudios estadísticos y extraer conclusiones. 

Finalmente, los alumnos tuvieron que plasmar varias semanas de trabajo en un póster científico que defendieron en el Congreso Científico de estudiantes del centro.

 

¡Trabajar en equipo y aprender ciencias de una manera más divertida es posible! Y además, necesario.Por eso, a lo largo del curso hemos realizado diferentes juegos para asentar conocimientos y profundizar en la materia. Es muy fácil motivar al alumnado y lograr una participación activa en el aula por medio de la gamificación.

Una de nuestras experiencias de aula más divertidas fue con un juego de mesa que llamé “Grandes científic@s”.Con él trabajamos conceptos básicos de diferentes unidades didácticas y temas transversales como la educación ambiental y el desarrollo sostenible. Además, ampliamos la materia aprendida con cuestiones de razonamiento y problemas de lógica matemática.

 

Un aspecto clave en todas las asignaturas de ciencias es conseguir que nuestro alumnado comprenda mejor el mundo que nos rodea y acercar la naturaleza a las aulas. Por ello, elaboré y puse en práctica una secuencia problematizada (Aprendizaje Basado en Problemas) para trabajar la unidad didáctica de los animales invertebrados con los estudiantes de 1º ESO.Adentrarse en el tema mientras los alumnos van indagando y construyendo su propio aprendizaje por medio de una secuencia de actividades basada en el método científico, es una manera de fomentar el trabajo colaborativo y la participación activa.

Durante varias sesiones de clase los alumnos pudieron visualizar diversos ejemplares de anélidos, gasterópodos, bivalvos, cefalópodos, crustáceos, insectos y equinodermos. Todo ello para conseguir un contacto más cercano con los animales invertebrados.

También es necesario que los alumnos sepan aplicar lo que aprenden en el aula a lo que pueden encontrar en su entorno. Una buena manera de hacerlo es con prácticas de campo que ayuden a desarrollar el espíritu crítico y el razonamiento de los alumnos. Además, las salidas al campo contribuyen a asentar los conocimientosy a que los estudiantes encuentren motivos que justifiquen la importancia de la biodiversidad y la necesidad de su conservación.

 

En el segundo trimestre de este curso utilizamos el pensamiento visual, Visual Thinking, para trabajar con los estudiantes de 2º de FP Básica la unidad de salud y prevención de enfermedades. Esta metodología permite comprender de una manera más sencilla determinada información por medio de imágenes, conectores gráficos y palabras.

 

Además, durante este curso trabajamos la dinámica terrestre con la metodología FlippedClassroom. Los alumnos de 2º de FP Básica aprendieron las principales formas de relieve, las características y composición del planeta y los procesos geológicos, entre otros contenidos, visualizando en casa algunos vídeos cortos o fragmentos de documentales. Posteriormente, en el aula trabajamos estos contenidos mediante debates grupales donde resolvíamos dudas y profundizábamos sobre el tema.Asimismo, en el aula hicimos modelos 3D para facilitar la compresión de la estructura interna de la Tierra.

Entendiendo la motivación como uno de los pilares fundamentales del proceso de enseñanza-aprendizaje, los alumnos y alumnas deben ser en todo momento protagonistas de su propio aprendizaje. Por este motivo, además de las experiencias de aula descritas anteriormente en el artículo, hemos realizado diversos talleres y prácticas de laboratorio que también ayudan a trabajar de manera colaborativa y desarrollar el razonamiento del alumnado. Las TIC han tenido un papel importante en nuestras sesiones de clase y hemos utilizado APP móviles para descubrir el cuerpo humano y la Biología celular, entre otros. En el blog de aula que tenemos os contamos más experiencias (http://disfrutandoconlaciencia.blogspot.com.es).

 

Finalmente, es necesario señalar que los resultados obtenidos con estas experiencias de aula han sido muy satisfactorios. Cabe destacar que las metodologías activas ayudan a cambiar el enfoque del proceso de enseñanza-aprendizaje, haciendo que los alumnos tengan el papel protagonista. Es imprescindible que nuestro alumnado disfrute aprendiendo ciencias y que les ayudemos a despertar su lado más creativo y curioso.

Otra de nuestras metas como docentes debe ser lograr que nuestros estudiantes se comuniquen de una manera constructiva y muestren respeto por el trabajo de sus compañeros. Se debe inculcar actitudes y valores como la empatía, la colaboración y la cooperación entre alumnos, fundamentales tanto en ciencias como en su vida diaria.También se debe enseñar y trabajar en nuestras aulas el respeto por el entorno, pues de ahí saldrán jóvenes comprometidos con el medio ambiente.

Los docentes debemos aprovechar estas herramientas para aprender con nuestros alumnos y compañeros. Este es nuestro cometido: aprender y ayudar a aprender cada día.

297
“¿Te ha parecido interesante este artículo? ¡Dale a me gusta!